Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vargas Llosa apoya a los estudiantes venezolanos

Afirma que las protestas contra Maduro auguran una democratización en Venezuela

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxxEstudiantes durante protestas contra Maduro y el premio Nobel Mario Vargas Llosa luego una ponenci

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh /...

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxxEstudiantes durante protestas contra Maduro y el premio Nobel Mario Vargas Llosa luego una ponencia ayer en Caracas. AP /EFE

VENEZUELA. Las voces de protesta de los estudiantes venezolanos contra el régimen del presidente Nicolás Maduro han encontrado eco en personajes de talla mundial como el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien apoya la lucha que libran en las calles desde hace más de dos meses.

El escritor subrayó su interés por el movimiento estudiantil que encabeza las protestas y se los expresó durante reuniones que sostuvo con dirigentes de ese sector en Caracas, donde está de visita.

"Sus muertos, sus torturados y sus luchas, son también nuestras; les expresamos nuestra gratitud", fueron las palabras que Vargas Llosa dedicó a los estudiantes venezolanos durante una rueda de prensa previa al foro conmemorativo de Cedice, su anfitrión, reseña el periódico español El País.

Además, Vargas Llosa afirmó que el movimiento de "resistencia" iniciado en Venezuela con las protestas contra Maduro hace más de dos meses "augura" una democratización del país.

"En Venezuela hay un movimiento de resistencia (...) y tengo la impresión tienen el respaldo de la mayoría de la población (...) que augura una democratización de Venezuela que tendrá éxitos también en el campo económico", dijo el escritor peruano en una rueda de prensa en Caracas.

Vargas Llosa participó el jueves en el seminario "América Latina, la libertad es el futuro", organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), en momentos en que el país suramericano vive una ola de manifestaciones antigubernamentales que se han prolongado por más de dos meses.

El premio Nobel indicó durante su intervención en el foro que lo que ha ocurrido en Venezuela en estas últimas semanas "es un hecho extraordinario que ha causado una enorme emoción y un gran sentimiento de solidaridad en todas las mujeres y todos los hombres de América Latina que creen en la libertad".

También detalló que las caras que representan a Venezuela en América Latina "no son la del señor Maduro ni la de señor Diosdado Cabello (presidente del Parlamento), son la de Leopoldo López, la de María Corina Machado, son la de todos los estudiantes anónimos que en el Táchira (oeste) echaron a correr una bolita de nieve que ahora es una bola gigante que recorre toda Venezuela".

Palabras punzantes

En vista del mensaje antichavista del premio Nobel de Literatura, el diario español añade que los medios oficialistas han ignorado la visita en sus coberturas.

"Siendo una figura de prominencia mundial, los medios del Estado y los radioeléctricos de gestión privada se las han visto duras para pasar por alto la presencia del premio Nobel. Con todo, la principal televisora oficial, Venezolana de Televisión, se las arregló para no mencionarlo", indica la publicación.

Es más, en el sitio electrónico afín al chavismo: Aporrea.org, se llamaba al escritor el "guarimbero mayor", al tiempo que difundía un comunicado en repudio a la visita, suscrito por "periodistas populares y revolucionarios", menciona El País.

Y reseña que en el pasado, el régimen chavista no ha dudado en expulsar del país a voceros que consideró impertinentes, sin importar lo elevado de sus perfiles. Ese fue el caso de la dirigente democristiana peruana Lourdes Flores y José Miguel Vivancos, director de la organización Human Rights Watch, quienes están entre los visitantes que en otras ocasiones llegaron a emitir declaraciones que el Gobierno venezolano encontró lo bastante irritantes como para decretar su expulsión inmediata.

Sin embargo, en el caso de Vargas Llosa, las autoridades venezolanas parecen tener claro el costo que supondría una medida de esa índole contra el pensador de talla universal.

"De existir alguna amenaza real, el escritor o no la ha registrado en su radar o no se deja intimidar por ella. Por el contrario, fiel a su promesa de decir "lo mismo que siempre digo" y en correspondencia con la militancia en pro de las libertades en Venezuela que muestra en sus artículos, parece querer llevarlas hasta unos límites que busca tantear", dice en la publicación.

De hecho, por decir abiertamente lo que piensa en 2009, durante su última visita a Venezuela, el autor de "Conversación en la catedral" fue retenido por las autoridades en el aeropuerto internacional de Caracas por casi dos horas antes de permitírsele la entrada al país.

El fallecido presidente Hugo Chávez negó entonces que haya sido retenido en el terminal aéreo y comentó que el escritor llegaba a "ofender" y a "provocar".

Esta vez, el escritor peruano subrayó que no llegó a Venezuela a "provocar" sino a manifestar su opinión sobre la política del Gobierno, "una política condenada al fracaso", agregó.

"Yo no vengo a provocar a nadie, yo vengo a decir las cosas que digo donde estoy. Vengo a criticar cosas que me parecen equivocadas y que creo están haciendo un enorme daño a un país que yo quiero muchísimo", detalló.

Las declaraciones del Nobel de Literatura en su estadía en Caracas han estado afiladas en contra del chavismo y de los gobiernos de los países latinoamericanos que han ignorado la crisis venezolana.

Vargas Llosa criticó el modelo socialista del Gobierno venezolano, asegurando que representa un "anacronismo radical" que ha llevado al país sudamericano a una crisis que exhibe la inflación más alta del continente y un débil desempeño económico.

"Venezuela se ha empeñado en estos últimos 15 años en retroceder cada vez más y acercarse a los ejemplos más patéticos de fracasos económicos, políticos y sociales como son Cuba y Corea del Norte, los últimos exponentes del socialismo real en el mundo", agregó.

También afirmó que es una "vergüenza" que la mayoría de los gobiernos latinoamericanos no haya mostrado solidaridad con el movimiento opositor venezolano y detalló que algunos países han asumido una postura "cómplice" con el régimen de Maduro.

"Es lamentable, es una vergüenza que los países democráticos de América Latina, que son hoy en día la mayoría, no muestren una solidaridad más activa, más intensa, con Venezuela en los organismos internacionales y que en algunos casos incluso estén trabajando discretamente por fortalecer el régimen del señor Maduro", dijo Vargas Llosa.

El escritor, de 78 años, atribuyó la poca solidaridad de los gobiernos latinoamericanos con la oposición venezolana a una "actitud de cobardía" y planteó, durante una conferencia de prensa en un teatro del este de Caracas, que algunos países que se presentan como neutrales mantienen en realidad una postura de "complicidad" con el gobierno de Maduro.

Vargas Llosa sostuvo que los gobiernos latinoamericanos "no quieren arriesgarse a que internamente haya una izquierda que los ataque si se solidarizan con la resistencia venezolana" y agregó que "es pura cobardía porque en realidad el movimiento de resistencia venezolano tiene una gran simpatía popular en toda América Latina".

Asimismo, en opinión del laureado intelectual, en Venezuela "hay una burocracia impreparada política que está manejando algo que no sabe manejar porque no tiene ni la preparación técnica ni la capacidad para manejar eso exitosamente y el resultado es catastrófico".

También se refirió al proceso de diálogo que ha iniciado la oposición y el gobierno chavista para poner fin a la crisis.

Vargas Llosa se mostró optimista respecto a las conversaciones iniciadas dos semanas atrás. "Ojalá que el diálogo sea genuino y auténtico y que permita pacificar el país", dijo respecto a las violentas protestas que han dejado 41 muertos y cientos de heridos desde febrero. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación