Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Uruguay elige entre seguir con la izquierda o girar

El expresidente Tabaré Vázquez quiere volver a gobernar tras lograr que la izquierda llegara al poder

Los uruguayos asisten hoy a las urnas para definir quién ganará la presidencia, aunque se prevé segunda vuelta. Foto edh/ AP

Los uruguayos asisten hoy a las urnas para definir quién ganará la presidencia, aunque se prevé segunda vuelta. Foto edh/ AP

Los uruguayos asisten hoy a las urnas para definir quién ganará la presidencia, aunque se prevé segunda vuelta. Foto edh/ AP

MONTEVIDEO. Uruguay también decidirá hoy si ratifica en el poder a una izquierda que ha combinado conquistas sociales con proyectos progresistas como legalizar la marihuana, o si le da una nueva oportunidad a los conservadores que buscan desechar parte de esa controvertida iniciativa y reducir la creciente inseguridad.

Todos las encuestas pronostican que el joven candidato de centro, Luis Lacalle Pou, forzará a su rival de izquierda, el exmandatario Tabaré Vázquez, a definir la presidencia en una segunda vuelta a fines de noviembre que promete ser la elección más ajustada en 20 años.

Vázquez, un oncólogo de 74 años, llevó por primera vez al izquierdista Frente Amplio al poder hace una década con una rotunda victoria. Ahora tiene el reto de mantenerlo allí por los próximos cinco años montado en logros como un bajo desempleo, la disminución de pobreza y un crecimiento económico sostenido.

"Vázquez va a ser presidente otra vez porque los uruguayos no queremos volver atrás. Lacalle Pou es marketing, si rascás un poquito te das cuenta que lo que propone es casi lo mismo que hizo el Frente en estos diez años", comentó Analía Vernini, una odontóloga de 36 años.

Pero no parece una tarea fácil. Aunque las encuestas le dan una victoria en primera ronda con al menos el 43 por ciento de los votos frente a un piso de 31 por ciento de Lacalle Pou del Partido Nacional, no lograría la mayoría absoluta necesaria para consagrarse en esa instancia. Y su rival conservador daría pelea en un balotaje gracias al descontado apoyo del tradicional Partido Colorado.

Lacalle Pou, un abogado de 41 años hijo de un ex presidente, ha refrescado el rostro de los conservadores con una campaña que propone reformar el sistema educativo, garantizar una mejor atención en el sector salud y reducir la inseguridad, algunos de los temas que desvelan a los uruguayos.

"Lacalle Pou es la cara joven del Partido Nacional, pero también de los políticos uruguayos. Tiene madera y hay que darle una oportunidad; yo le creo, lo voy a votar", dijo Susana Montero, de 54 años.

Lacalle Pou dice que está a favor del autocultivo de marihuana, pero si gana la presidencia planea derogar la parte de la iniciativa del mandatario saliente José Mujica que permite la producción y venta de cannabis, un proyecto pionero en el mundo que busca cambiar el enfoque de la lucha contra el narcotráfico, pero no todos lo avalan.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación