Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Universitarios piden protestar y fallo judicial prohíbe manifestarse

Ramón Guillermo Aveledo (c), secretario ejecutivo de la oposición venezolana, tras la tercera ronda de diálogo. foto edh /EFELa Guardia Nacional venezolana ha reprimido las manifestaciones opositoras contra Maduro. foto edh / archivo

Ramón Guillermo Aveledo (c), secretario ejecutivo de la oposición venezolana, tras la tercera ronda de diálogo. foto edh /EFELa Guardia Nacional venezolana ha reprimido las manifestaciones opositoras contra...

Ramón Guillermo Aveledo (c), secretario ejecutivo de la oposición venezolana, tras la tercera ronda de diálogo. foto edh /EFELa Guardia Nacional venezolana ha reprimido las manifestaciones opositoras contra Maduro. foto edh / archivo

VENEZUELA. Un día después de que la justicia venezolana determinara que para protestar hay que pedir permiso, los universitarios convocaron ayer a una nueva jornada de protestas en el este de Caracas para manifestarse a favor de derechos que, afirman, han sido restringidos por el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Como parte de una segunda fase de las acciones de protesta, los estudiantes piden marchar en el centro de la capital donde el alcalde de ese municipio ha negado por varios meses los permisos de los actos opositores.

"Lo que buscamos... es la libertad de expresarnos y decir cualquier zona de Caracas es nuestra", afirmó Francisco Márquez, uno de los dirigentes del movimiento estudiantil, al explicar la motivación de la protesta.

El movimiento estudiantil, integrado en su mayoría por universitarios, ha sido el principal promotor de las protestas callejeras de los últimos dos meses.

Márquez dijo que los estudiantes ya enviaron la notificación de la marcha al alcalde oficialista del municipio Libertador, Jorge Rodríguez. "Caminaremos hasta el centro... iremos de forma pacífica a expresar nuestro derecho de libertad", agregó.

Desde febrero Rodríguez ha negado los permisos a las marchas opositoras alegando que siempre culminan en violencia y los cuerpos de seguridad han impedido el paso de las manifestantes hacia el centro de Caracas.

A 72 días de haberse iniciado en el país las protestas callejeras, y en medio del proceso de diálogo que lleva adelante el Ejecutivo con la coalición opositora, el consejero de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas aseguró que los estudiantes aún tienen razones para mantenerse en las calles.

"La protesta tiene que seguir porque el régimen no ha entendido que nosotros... estamos buscando recuperar la democracia de Venezuela y reconciliar al país y eso se hace en la calle con la gente", dijo Márquez.

El tenor de las protestas ha sido en contra de la desbordada inflación -que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57.3 %-, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.

Los violentos incidentes registrados en Caracas y otras ciudades han dejado hasta ahora 41 muertos, 674 heridos y unos 2,285 detenidos, de los cuales 175 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

Si marchan serán dispersados

La justicia venezolana determinó que los venezolanos que deseen manifestarse pacíficamente deberán pedir autorización de los gobiernos locales para evitar que las fuerzas del orden los dispersen, en medio de una ola de violentas protestas contra Maduro.

Desde febrero, miles se han lanzado a las calles para protestar contra la gestión de Maduro, a quien culpan de la altísima inflación, las filas para comprar comida y el hampa desatada.

Aunque la intensidad de las protestas ha disminuido gradualmente, todavía hay focos en las principales ciudades donde casi a diario se producen manifestaciones y bloqueos de vías, que terminan en enfrentamientos entre policías y manifestantes con la cara cubierta.

Ante ello, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) determinó tras una interpretación constitucional que el derecho a la protesta "no es absoluto y, por ende, admite restricciones para su ejercicio", se lee en un comunicado.

El órgano, citando una ley de partidos políticos y reuniones públicas, dijo que las personas deben "agotar el procedimiento administrativo de autorización", o que de lo contrario, se exponen a que los cuerpos policiales los dispersen para asegurar el derecho al libre tránsito.

La interpretación fue realizada a solicitud de un alcalde oficialista del Partido Socialista de Venezuela (PSUV). —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación