Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unicef: Desafíos para reducir mortalidad infantil

Un total de 6.3 millones de niños menores de 5 años de edad fallecieron el año pasado, la mayoría por causas evitables, dijo la agencia de Naciones Unidas para la infancia

Unicef: Desafíos para reducir mortalidad infantil

Unicef: Desafíos para reducir mortalidad infantil

Unicef: Desafíos para reducir mortalidad infantil

La mayoría de los niños del mundo sobreviven a su quinto cumpleaños, pero 6.3 millones fallecieron aún el año pasado, la mayoría por causas evitables, dijo el martes la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

Esto supone cerca de 17,000 niños pequeños muertos al día. Y aunque la tasa de defunción se ha reducido a la mitad desde 1990, el mundo sigue todavía lejos de cumplir el objetivo de rebajar la cifra en dos tercios para el año que viene, dijo el reporte de Unicef.

"Estamos ganando velocidad y fuerza en las partes más pobres del mundo", dijo Mickey Chopra, responsable de programas globales de Unicef. El reto es difundir lo que funciona.

India y Nigeria representan, entre las dos, más de un tercio de todos los fallecimientos debido a sus grandes poblaciones. La mayor tasa de mortalidad del mundo está en Angola, con 167 decesos por cada 1,000 nacimientos. Por regiones, la situación más grave está en el África subsahariana, con una tasa de 92 muertos por cada 1,000 niños que nacen.

En comparación, la tasa en Estados Unidos es de 7 fallecidos por cada 1,000 nacimientos.

Pero la situación económica de un país no significa que no pueda avanzar, señaló el reporte. Todas las regiones han logrado importantes avances desde 1990. El documento explica que ocho de los 60 países con una tasa de mortalidad infantil más alta han reducido sus cifras en más de dos tercios desde entonces: Malaui, Bangladesh, Liberia, Tanzania, Etiopía, Timor Oriental, Níger y Eritrea.

La cifra de 6.3 millones de niños fallecidos supone aproximadamente 200,000 muertes menos que en 2012.

Neumonía, diarrea y malaria son las culpables de alrededor de un tercio de todas los fallecimientos de menores de 5 años, dijo el reporte.

Chopra dijo a la Associated Press que la neumonía y la diarrea están muy extendidas porque se transmiten muy fácilmente. Pero añadió que esas enfermedades, junto a la malaria, son fáciles de prevenir con antibióticos relativamente baratos. "Es muy, muy fácil evitar que esas enfermedades maten a niños", dijo Chopra. "Un antibiótico cuesta 10 o 20 centavos y básicamente les salva la vida".

Recién nacidos, en su primer mes de vida, suponen el 44% de las muertes. "Estamos haciendo progresos mucho más rápidos con niños mayores", señaló Chopra. Pero algunas intervenciones simples pueden ayudar, añadió, incluyendo nuevas vacunas contra la diarrea infantil y la neumonía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación