Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unas 37 ballenas mueren tras quedar varadas en Chile

SErá necesario estudiar los estómagos de los cetáceos para establecer las causas de muerte.

Unas 37 ballenas mueren tras quedar varadas en Chile

Unas 37 ballenas mueren tras quedar varadas en Chile

Unas 37 ballenas mueren tras quedar varadas en Chile

Al menos 37 ballenas murieron en las costas del sur chileno adonde habían quedado varadas, informaron el viernes el Servicio Nacional de Pesca y la científica Vreni Haussermann.

Aunque los varamientos de cetáceos y de otras especies son comunes en los más de 4,000 kilómetros de costa de Chile, esta es la primera ocasión en que varan ballenas del tipo Sei, Balaenoptera borealis, informó el Servicio a The Associated Press.

El varamiento se registró en un área muy apartada del Golfo de Penas, unos 2,000 kilómetros al sur de Santiago, y fue descubierto por científicos extranjeros que desarrollaban investigaciones en la zona y que informaron la muerte de los cetáceos al regresar a Puerto Aysén el martes.

Haussermann, que participó en el descubrimiento de las ballenas, dijo a AP que observaron 25 o 26 cetáceos varados, otros cinco en un estero y seis más flotando en el mar.

Estimó que llevaban en el lugar unas dos semanas aunque "con el clima de la zona es difícil hacer un cálculo de cuánto tiempo llevaban varadas".

Una fotografía facilitada por la científica de la Huinay Scientific Field Station a AP muestra al menos a cinco cetáceos, uno en primer plano, sobre las piedras y con la boca abierta.

Respecto de las causas de muerte, dijo que se podría especular con la marea roja o algún tipo de virus, pero que para corroborarlo hay que estudiar los estómagos de las ballenas.

La marea roja es un rápido aumento de microalgas que pueden cambiar el color del agua según diversos pigmentos que usan para fabricar su propio alimento y que generalmente no dañan a otros seres vivos. Sin embargo, el crecimiento excesivo de un tipo de algas microscópicas causa efectos tóxicos.

Dependiendo de las condiciones climáticas funcionarios del Servicio Nacional de Pesca sobrevolarán el lugar para tomar muestras de las ballenas y del medio ambiente y determinar las causas y el momento de su muerte.

El Servicio denunció el hecho el miércoles a la Fiscalía de Puerto Aysén para que investigue las causas del varamiento, en virtud de la Ley de Protección a los Cetáceos y de la Ley General de Pesca y Acuicultura. En la indagación también participará personal de la Policía de Investigaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación