Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Una nueva catástrofe aérea causa al menos 40 muertos en Sudán del Sur

El avión Antonov An-12B, de fabricación ucraniana, no tenía autorización para volar por falta de mantenimiento

ctv-o3m-avin-sudn-del-sur

La caída de un avión de carga hoy en la capital de Sudán del Sur, Yuba, causó la muerte de al menos 40 personas, en la segunda catástrofe aérea en menos de una semana tras la ocurrida el pasado sábado en la península egipcia del Sinaí. 

En el accidente de hoy un niño sobrevivió a la tragedia, según informó el ministro de Transporte, Hon Kuong Danhier Gatluak, a la agencia rusa RIA Nóvosti. 

El aparato, que se estrelló a apenas 800 metros del aeropuerto de Yuba, era un Antonov An-12B, de fabricación ucraniana, y no tenía autorización para volar por falta de mantenimiento, según el constructor. 

La filial de Cruz Roja en el país, que colabora en las labores de rescate junto a otras organizaciones como la misión de la ONU en Sudán del Sur, informó en su cuenta de Twitter de que se han recogido ya más de 35 cuerpos en el lugar del siniestro. 

RIA Nóvosti citó también al coronel del Ejército Popular de Liberación de Sudán (SPLA, por sus siglas en inglés), Philip Aguer, que confirmó que la tripulación estaba formada por cinco armenios y un ruso, todos ellos fallecidos, y que el resto de víctimas son sursudanesas. 

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia confirmó la muerte de los cinco armenios, todos miembros de la tripulación, citando a su Embajada en El Cairo. 

Al no haber una lista de pasajeros, por el momento se desconoce el número de personas que viajaban en el avión, que se estrelló a 800 metros del aeropuerto de la capital sursudanesa, de donde había despegado, informaron medios locales. 
Debido a esta falta de información, tampoco se conoce cuántas víctimas iban en el avión y cuántas estaban en tierra. 

La aeronave siniestrada se dirigía desde la capital sursudanesa a la ciudad de Paloich, en el estado de Alto Nilo. 

Las autoridades del aeropuerto de Yuba negaron en un comunicado la posibilidad de un acto terrorista en la caída del avión y señalaron como causa del suceso un "fallo técnico". 

Según el fabricante ucraniano Antonov, el avión no tenía permiso para volar por falta de mantenimiento. 

"De acuerdo a la información de la compañía estatal Antonov, el An-12B no podía realizar vuelos, ya que no había pasado los servicios de mantenimiento prescritos en la documentación para operar", indicó el servicio de prensa de la empresa ucraniana a la agencia rusa RIA Nóvosti. 

La compañía informó también de que el aparato se fabricó en febrero de 1971 en Taskent, capital de Uzbekistán, aunque estaba registrado en Tayikistán.
 
Sin embargo, era operado por la compañía South Sudanese Allied Services Limited, bajo el código de la tayika Asia Airways, añadió RIA Nóvosti. 

El responsable de seguridad aérea del aeropuerto de Yuba, Steven Warizoki, dijo a Efe que aún no se han recuperado las cajas negras del aparato, lo que podría ayudar a esclarecer las causas del siniestro. 

Según la Autoridad de Aviación Civil del vecino Sudán, en Sudán del Sur se han registrado en los últimos cinco años siete accidentes aéreos. 

Uno de ellos data de noviembre de 2014, cuando un avión de carga de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se estrelló, lo que provocó la muerte de dos personas. 

La tragedia aérea en Yuba se produce tan solo cuatro días después de que un avión ruso de pasajeros se estrellara el pasado sábado en la península egipcia del Sinaí, donde murieron las 224 personas que viajaban a bordo. 

De las víctimas, 220 eran rusas, tres ucranianas y una bielorrusa. 

Pese a que los Gobiernos egipcio y ruso atribuyen el motivo del accidente a un fallo técnico, las causas están siendo todavía investigadas y las autoridades británicas sospechan que pudo deberse a "un artefacto explosivo". 

La rama egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (EI), Wilayat Sina (Provincia del Sinaí) se ha atribuido la responsabilidad de la caída del avión aunque se ha negado a explicar cómo habría llevado a cabo el supuesto atentado. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación