Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ucrania: en Crimea hay 30 mil rusos desplegados

EE. UU. envía cazas y buque lanzamisiles al Mar Negro para hacer maniobras militares "rutinarias"

Un grupo de soldados armados camina cerca de un acceso a la base militar situada en la localidad de Perevalnoye, cerca de Simferópol, en la península ucraniana de Crimea. foto edh / EFE

Un grupo de soldados armados camina cerca de un acceso a la base militar situada en la localidad de Perevalnoye, cerca de Simferópol, en la península ucraniana de...

Un grupo de soldados armados camina cerca de un acceso a la base militar situada en la localidad de Perevalnoye, cerca de Simferópol, en la península ucraniana de Crimea. foto edh / EFE

UCRANIA. El Servicio de Guardafronteras de Ucrania (SGU) denunció ayer que Moscú ha desplegado ya hasta 30,000 soldados en la república autónoma ucraniana de Crimea, cuyo Parlamento regional aprobó de manera unilateral la reunificación con Rusia.

El director de Recursos Humanos del SGU, Mijail Kóval, no pudo aclarar, sin embargo, cuántos efectivos ucranianos hay en la península rebelde, aunque aseguró que todos los destacamentos de guardafronteras y de las Fuerzas Armadas en Ucrania emplazadas en Crimea siguen en sus puestos.

Mientras que el Pentágono de EE. UU. calcula que Rusia ha desplegado unos 20,000 soldados en la península ucraniana de Crimea, y sigue enviando militares a la zona, por lo que vigila de cerca esos movimientos.

El portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, el contraalmirante John Kirby, indicó ayer que Rusia ha enviado más tropas a Crimea en los últimos días hasta alcanzar unos 20,000 soldados, según sus mejores estimaciones.

El portavoz aseguró que el Pentágono "no está tan preocupado por el número de tropas como por lo que están haciendo", y dio ejemplos como el bloqueo de bases navales o el hundimiento de barcos patrulla para evitar que las fuerzas ucranianas tomen control de la región autónoma.

En plena tensión con Rusia por la crisis de Crimea, Estados Unidos ha movilizado cazas y otras aeronaves militares en la misión de vigilancia de la OTAN en el Báltico y ha aumentado las maniobras conjuntas en Polonia.

Además, el destructor de misiles guiados USS Truxtun ingresó ayer en el Mar Negro como parte de maniobras rutinarias, pero que coinciden con el delicado momento en la región.

El USS Truxtun forma parte del grupo de ataque del portaaviones USS George H. W. Bush, que se encuentra en estos momentos en el Mediterráneo.

Disolución de Congreso

En Kiev, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, reaccionó al órdago de Crimea tachando de "ilegal e ilegítimo" el referéndum y señaló que la Rada ucraniana va a iniciar un proceso para disolver el Parlamento crimeo.

El Consejo Superior de Crimea (Parlamento regional) adoptó el jueves una decisión para su reunificación con Rusia, de la que formó parte hasta 1954, y convocó un referéndum sobre esta cuestión para el próximo 16 de marzo.

Nada más adoptarse la decisión, el viceprimer ministro del autoproclamado Gobierno de la autonomía rebelde, Ruslán Temirgalíev, dijo a la prensa que las fuerzas armadas rusas desplegadas en la península serán consideradas legales, y el resto, "de ocupación".

Mientras, el presidente de la Duma (Cámara de Diputados) de Rusia, Serguéi Narishkin, afirmó ayer que los legisladores rusos respaldarán la "opción que haga libre y democráticamente" la población de Crimea.

La tensión por la crisis ucraniana volvió a ser evidente ayer en una conversación telefónica entre el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, quien advirtió que las medidas "precipitadas e imprudentes" podrían dañar las relaciones entre Moscú y Washington, dijo cancillería.

"Las sanciones... golpearían inevitablemente a Estados Unidos como un bumerán", añadió Lavrov.

Fue el segundo intercambio tenso de alto nivel entre los ex enemigos de la Guerra Fría en 24 horas, ya que el jueves el presidente ruso Vladimir Putin dijo tras una conversación telefónica de una hora con su par estadounidense, Barack Obama, que Moscú y Washington aún tienen posiciones muy alejadas sobre la situación en la exrepública soviética.

Pero a pesar de esos contactos aún no hay progresos en la crisis. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación