Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tren descarrilado explota en pueblo de Canadá

Las explosiones desataron un infierno que envió llamas enormes. La nube de humo negro se podía ver desde varios kilómetros de distancia

Tren descarrilado explota en pueblo de Canadá

Tren descarrilado explota en pueblo de Canadá

Tren descarrilado explota en pueblo de Canadá

Una amplia franja de un poblado del este de Quebec fue destruida el sábado después que descarriló un tren que transportaba crudo, ocasionando varias explosiones y obligando a la evacuación de hasta 1,000 personas.

Se reportó la desaparición de varias personas, pero el teniente policial provincial de Quebec Michel Brunet dijo que era demasiado pronto para decir si hubo muertos en la población de Lac-Megantic, a unos 250 kilómetros al este de Montreal.

Las explosiones desataron un infierno que envió llamas enormes. La nube de humo negro se podía ver desde varios kilómetros de distancia horas después del descarrilamiento.

Algunos de 73 vagones del tren explotaron y el fuego se propagó a varias casas de este pueblo lacustre de 6,000 habitantes, cerca de los límites de Maine y Vermont.

"Cuando se ve el centro de la ciudad casi destruido, usted comprenderá que nos preguntamos cómo vamos a superar esto", dijo la alcaldesa Colette Roy-Laroche en una conferencia de prensa televisada.

El primer ministro Stephen Harper tuiteó: "Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados en Lac Megantic. Una noticia horrible".

Se desconocía la causa del descarrilamiento.

Las autoridades establecieron un perímetro de seguridad mientras los bomberos combatían las llamas y los residentes miraban con preocupación que algunas de sus amistades y seres queridos podrían haber perecido en sus propias casas.

"Nos dijeron que algunas personas están desaparecidas, aunque podría ser que estuvieran fuera del pueblo o de vacaciones", dijo Brunet en una conferencia de prensa.

El residente de Lac-Megantic Claude Bedard describió el lugar de las explosiones como "espantoso".

"Es terrible", agregó Bedard. "Nunca habíamos visto algo parecido. La tienda Metro, el Dollarama, todo lo que estaba allí desapareció".

Bernard Demers, quien posee un restaurante local, tuvo que evacuar su casa después del descarrilamiento.

Hubo "una gran explosión, como una bomba atómica", dijo. "Hacía mucho calor... Todo el mundo tenía miedo".

El vocero del ministerio del medio ambiente de Quebec, Christian Blanchette, dijo también que una cantidad no determinada de crudo cayó en el río Chaudiere. Agregó que los 73 vagones del tren transportaban crudo y que por lo menos cuatro quedaron destruidos por las explosiones y el fuego.

"Justo ahora hay mucho humo en el aire, por lo que tenemos un laboratorio móvil aquí para monitorear la calidad del aire", dijo Blanchette.

"También tenemos un derrame en el lago y en el río que nos preocupa. Hemos avisado a las municipalidades aguas abajo que tengan cuidado si toman agua del río Chaudiere".

Los bomberos y equipos de rescate de varias municipalidades vecinas, inclusive Sherbrooke y Saint-Georges-de-Beauce, acudieron al lugar para ayudar.

El tren, que al parecer se dirigía a Maine, es propiedad de la empresa Montreal Maine & Atlantic. Según su página de internet, la firma posee más de 800 kilómetros de vía en Maine, Vermont, Quebec y New Brunswick.

La semana pasada, un tren que transportaba productos de petróleo descarriló en Calgary, Alberta, cuando un puente dañado por una inundación se hundió en el río Bow. Los vagones descarrilados fueron recuperados sin derramar su carga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación