Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Trece heridos en estampida en Shanghái continúan en estado grave

La policía investiga las causas del suceso, ya que aunque inicialmente se señaló que se había debido a un tumulto generado por un bar que lanzó desde una ventana billetes falsos, este extremo ha sido posteriormente negado por las autoridades

Varias personas han colocado arreglos florales en honor a las víctimas de la estampida registrada en Año Nuevo en Shanghái.

Varias personas han colocado arreglos florales en honor a las víctimas de la estampida registrada en Año Nuevo en Shanghái.

Varias personas han colocado arreglos florales en honor a las víctimas de la estampida registrada en Año Nuevo en Shanghái.

Trece de los heridos en la avalancha humana ocurrida en el Año Nuevo en el centro de Shanghái, en la que murieron 36 personas, continúan en estado grave, mientras que otros 18 fueron dados de alta, informaron hoy fuentes hospitalarias a través de la prensa oficial.

Cuatro de estos heridos están en condición crítica y se teme por sus vidas, según la información de los centros médicos shanghaineses, citada por la televisión estatal CCTV.

Las autoridades hicieron pública este viernes la lista de las víctimas en el siniestro, muchas de ellas (21) chicas jóvenes que rondaban la veintena, aunque el fallecido más joven es un niño de 12 años.

La policía investiga las causas del suceso, ya que aunque inicialmente se señaló que se había debido a un tumulto generado por un bar que lanzó desde una ventana billetes falsos, este extremo ha sido posteriormente negado por las autoridades.

Sí se han detectado, en cambio, fallos del gobierno municipal en las medidas de prevención de grandes aglomeraciones, pese a que otros años ya se habían concentrado cientos de miles de personas en ese mismo lugar durante fin de año.

En esta ocasión, por ejemplo, no se habían cerrado los accesos más cercanos del metro, lo cual según investigaciones preliminares podría haber sido decisivo en la formación de cuellos de botella en determinadas zonas.

Las autoridades alegan que este año las medidas eran menores porque se habían suspendido muchos eventos organizados en pasadas Nocheviejas, tales como un espectáculo de fuegos artificiales o uno de luces que iluminaba los rascacielos de la ciudad, precisamente para intentar una menor afluencia de personas que en otros fines de año.

El suceso se produjo en una de las zonas más turísticas de la ciudad, el Bund, un gran paseo fluvial flanqueado por casas de estilo europeo desde el que se puede admirar una de las mejores vistas de los rascacielos shanghaineses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación