Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Trasladan a reclusos tras un letal motín en prisión de Venezuela

Unos 61 internos murieron en la prisión de Uribana

El gobierno ha prometido una investigación cuidadosa sobre el motín. foto edh / reuters.

El gobierno ha prometido una investigación cuidadosa sobre el motín. foto edh / reuters.

El gobierno ha prometido una investigación cuidadosa sobre el motín. foto edh / reuters.

CARACAS. El desalojo de los reos de una prisión donde perecieron alrededor de 61 internos fue concluido ayer informó la principal funcionaria de prisiones de Venezuela, luego de uno de los motines carcelarios más mortíferos en la historia del país.

La ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, dijo mediante un mensaje en Twitter que se concluyó ayer por la mañana el traslado de reos de la prisión de Uribana, ubicada en la ciudad de Barquisimeto. Los prisioneros fueron subidos en autobuses y llevados a otras cárceles. "Concluye desalojo de los privados de la libertad de la Cárcel de Uribana!", escribió Varela. "Ahora a la reconstrucción!"

Además, la funcionaria publicó imágenes correspondientes al domingo por la mañana que muestran a varios reos que salen de la penitenciaría escoltados por agentes.

Dos días después de la violencia, las autoridades no han dado un número oficial de muertos por el motín del viernes, en el que se enfrentaron presos contra efectivos de la Guardia Nacional.

El doctor Ruy Medina, director del Hospital Central en la ciudad, dijo el sábado a The Associated Press que el número de muertos había subido a 61 y que unos 120 presos resultaron heridos. De los lesionados, casi todos por armas de fuego, 45 seguían hospitalizados el sábado.

Los muertos

Numerosos familiares lloraron en las inmediaciones de la prisión y también del depósito de cadáveres el sábado, cuando esperaban para identificar a sus muertos.

El motín de Uribana es uno de los más sangrientos que se haya registrado en el país, donde los reos suelen obtener armas y drogas con ayuda de guardias corruptos. Varios críticos han señalado que este caso representa una evidencia de que el gobierno no puede resolver una crisis en el sistema de penitenciarías nacionales. Los nuevos hechos han llamado la atención en medio de la incertidumbre sobre el futuro del presidente Hugo Chávez, quien recibe atención en Cuba desde hace seis semanas debido a una nueva cirugía para combatir el cáncer. El gobierno ha prometido una investigación cuidadosa sobre el motín. Algunos críticos han considerado que hay formas de que las autoridades prevengan tragedias semejantes.

En la cárcel de Sabaneta, de la ciudad occidental de Maracaibo, se registró en 1994 uno de los motines más violentos de la historia del país. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación