Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bolivia

Transforman un Burger King en sacristía para el papa

En el local Francisco se colocó los ornamentos necesarios para oficiar la multitudinaria eucaristía

Transforman un Burger King en sacristía para el papa

Transforman un Burger King en sacristía para el papa

Transforman un Burger King en sacristía para el papa

Un local que cualquier otro día sólo está preocupado en las hamburguesas y papas fritas que dará a sus clientes en Bolivia tuvo una transformación inusual: una sacristía para un visitante especial, el papa Francisco.

Previo a la única misa multitudinaria que ofició en Bolivia, el pontífice usó como sacristía para colocarse los ornamentos necesarios un local de Burger King localizado detrás del altar montado para la eucaristía.

Y luego de cambiarse en un lugar visto por muchos como imagen del consumismo, Francisco se dirigió al altar donde su mensaje central fue precisamente contra esa cultura.

En estos días, dijo el papa, hay "una lógica que busca transformar todo en objeto de cambio, todo en objeto de consumo, todo negociable".

El vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, dijo a periodistas que no sabía nada acerca de la inusual sacristía.

El negocio de comida rápida aceptó ceder el espacio para usarlo como sacristía porque fue considerado el único local cercano a la plaza del Cristo Redentor que podría ser adaptado para que Francisco se preparara para oficiar la misa.

"Los miembros de la iglesia solicitaron la ayuda porque era el más adecuado y hemos cerrado las ventas", dijo Alfredo Troche, gerente de Burger King.

Y mientras se realizaba la misa, la propia empresa comenzó a enviar mensajes por redes sociales para destacar que el papa escogiera uno de sus locales.

"Hay visitas que no sólo te alegran el espíritu, lo alimentan", se lee en un mensaje de la empresa con una imagen del papa de espaldas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación