Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

44 Muertos

Tragedia en Guatemala por accidente de autobús

Un sobrecargado transporte de pasajeros cayó de un precipicio de unos 200 metros

En el fondo del barranco se instaló una morgue provisional donde personal médico realiza las autopsias a los fallecidos. Foto edh/ efe

En el fondo del barranco se instaló una morgue provisional donde personal médico realiza las autopsias a los fallecidos. Foto edh/ efe

En el fondo del barranco se instaló una morgue provisional donde personal médico realiza las autopsias a los fallecidos. Foto edh/ efe

GUATEMALA. Un autobús que se desbarrancó en el municipio de San Martín Jilotepeque, en el noroeste del país, ayer dejó como resultado 44 muertos y 46 heridos, informaron los Bomberos Voluntarios.

Seis miembros de una familia murieron en el autobús aparentemente sobrecargado de pasajeros.

Marcos René Zet, de 17 años, dijo a The Associated Press, AP, que salió muy temprano de su casa rumbo a su colegio. "Estudio electrónica, solo me avisaron que el bus se accidentó, me dicen que murió mi mamá mis dos hermanas y mis tres sobrinos", dijo consternado.

Zet espera noticias de sus familiares a las afueras de un balneario cercano al accidente donde se ha habilitado una especie de campamento y donde los cuerpos de socorro llevan los cadáveres.

"En la mañana mi mamá me dijo que iba ir a la capital a comprar sus cosas para vender, ella se dedicaba a vender en algunas escuelas", dijo con lágrimas en los ojos.

Otras familias también sufrieron la pérdida de varios miembros. El conductor del bus, identificado como Yony Cumar Caná, de 24 años, murió en el percance.

En el lugar se instaló una morgue provisional donde personal médico realiza las autopsias a los fallecidos.

Las víctimas, en su mayoría, eran comerciantes indígenas que transportaban sus productos agrícolas desde Chimaltenango hacia San Martín Jilotepeque.

El bus cayó 200 metros de un barranco luego de que el conductor perdió el control en una curva. El alcalde Otto Vielman dijo que aparentemente fallaron los frenos del vehículo.

"Por lo que se logra ver, el bus topó con un paredón, luego cayó al precipicio", dijo Vielman, quien desde el lugar coordinaba la entrega de ataúdes para los familiares de los fallecidos.

Para facilitar la tarea de rescate de las víctimas mortales, los cuerpos del socorro improvisaron un puente colgante por medio de cables para poder cruzar el río Pixcayá, que pasa al fondo del precipicio.

El bus se accidentó a las 8:15 a.m. cuando iba repleto de pasajeros en una zona montañosa con caminos de terracería, sin asfalto y con curvas pronunciadas de muy difícil acceso, indicó el bombero Juan Pablo Ucla.

El bombero Mario Cruz dijo que el bus, de los transportes Martineca, llevaba a 90 personas. Vielman expresó que el vehículo solo tenía capacidad para 54 personas.

"Algunas personas fueron rescatadas con equipo hidráulico y otras salieron expulsadas al momento del accidente", dijo Cruz a periodistas.

Algunos sobrevivientes del accidente relataron que el vehículo viajaba sobrecargado, informó la prensa local.

En el lugar los socorristas cargaban en brazos con frazadas color pastel a tres bebes que murieron y que fueron rescatados de los restos del bus. Los pobladores no dejaban de asombrarse al ver las pequeñas figuras de otros niños fallecidos que eran rescatados en camillas.

Preliminarmente se informó de que entre las víctimas hay 10 mujeres, así como ocho menores de edad, entre ellos los tres recién nacidos.

Uno de los peores accidentes de este tipo en Guatemala –de los países más montañosos de Centroamérica– ocurrió en 2008, cuando un autobús también cayó por un barranco matando a 53 pasajeros.

El titular de Gobernación (Interior), Mauricio López, confirmó que el bus tiene licencia y tarjeta de operación vigentes emitidas por la Dirección General de Transportes y cuenta con seguro de pasajeros vigente.

Por su lado, diputados encargados de fiscalizar el transporte público en el país anunciaron la posible discusión de un proyecto de ley para mejorar el control a las empresas propietarias de autobuses.

En el noroeste de Guatemala es donde principalmente están asentados los pueblos descendientes de los mayas, que representan el 42 % de los 15 millones de habitantes y donde se concentra la pobreza que alcanza hasta un 75 % en muchas comunidades.

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), Guatemala está entre los cinco primeros lugares en Latinoamérica con más accidentes de tránsito y donde menos medidas se han tomado para prevenirlos, pues las estadísticas indican que 20 de cada 100,000 habitantes mueren en accidentes viales en este país centroamericano.

Las estadísticas

De acuerdo con el Ministerio de Comunicaciones, a diario en Guatemala se registran un promedio de 80 accidentes de tráfico en carreteras y áreas urbanas del país centroamericano debido al consumo de alcohol, a la imprudencia y el exceso de velocidad.

Entre 2009 y hasta julio de 2013, según estadísticas del Ministerio de Gobernación, 4,100 personas murieron y 23 mil quedaron heridas en percances viales en Guatemala.

La mayoría de los aparatosos accidentes son protagonizados por autobuses de pasajeros, el 20 % por conductores que manejan en estado de ebriedad y otra cantidad similar se le atribuye a problemas mecánicos de los automóviles, de acuerdo con el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC).

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación