Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta retrasa maratón de Oklahoma City

La prueba, dedicada a las víctimas del atentado de 1995 en ese estado, mientras los meteorólogos advirtieron a los residentes del centro de Estados Unidos que se prepararan ante la llegada de tornados y vientos huracanados

Aspecto tormentoso en Durham, Carolina del Norte, el viernes 25 de abril del 2014.

Aspecto tormentoso en Durham, Carolina del Norte, el viernes 25 de abril del 2014.

Aspecto tormentoso en Durham, Carolina del Norte, el viernes 25 de abril del 2014.

Los participantes en una carrera de maratón se refugiaron el domingo y el granizo y el viento retrasaron la prueba, dedicada a las víctimas del atentado de 1995 en Oklahoma City, mientras los meteorólogos advirtieron a los residentes del centro de Estados Unidos que se prepararan ante la llegada de tornados y vientos huracanados.

Los organizadores de la carrera retrasaron el maratón de Oklahoma City durante 105 minutos para que pasara una aparatosa tormenta. Con el cielo nublado, los organizadores de la prueba tuitearon una foto del centro de la ciudad con el aviso: "Preparados y dispuestos a correr".

Luego de 168 segundos de silencio en recuerdo de las víctimas del atentado, la carrera comenzó a las 8:15 de la mañana.

El Centro de Pronóstico de Tormenta del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos dijo que el riesgo de tornados aumentaría durante el domingo, en una zona comprendida entre Omaha, Nebraska, del sur al norte de Luisiana. Algunos tornados podrían ser especialmente potentes al final de la tarde y el comienzo de la noche.

"El mayor riesgo de unos pocos tornados de gran intensidad se extenderá por gran parte de Arkansas y quizá en el oeste y centro de Missouri", dijo un aviso meteorológico. Las tormentas podrían alcanzar la región del delta del noroeste de Mississippi al finalizar el día".

El granizo y los vientos intensos podrían alcanzar las áreas que no tengan tormentas, dijeron los meteorólogos. Advirtieron que el granizo podría tener el tamaño de pelotas de béisbol y los vientos podrían cobrar fuerza de huracán: 120 kph (75 mph) o más.

El maratón del domingo debería haber comenzado a las 6:30 de la mañana, pero las poderosas tormentas formadas durante la noche en el oeste de Oklahoma se aproximaron a la capital poco antes de amanecer.

Los organizadores de la carrera acondicionaron tres refugios para ser usados a lo largo de 45 kilómetros (26 millas) de la carrera- en caso de ser necesarios - pero cuando la tormenta llegó adelantada, los comercios del centro de la ciudad abrieron sus puertas para dar a los corredores, vestidos con escasas prendas deportivas, un lugar donde refugiarse y aguardar el comienzo de la prueba.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación