Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta "Pax", un golpe frío a EE.UU.

La nueva tormenta invernal ha afectado a 22 estados del sur y noreste de los Estados Unidos

Una segunda tormenta invernal en dos semanas azotó Carolina del Sur, dejando sin electricidad a decenas de miles de personas. foto edh

Una segunda tormenta invernal en dos semanas azotó Carolina del Sur, dejando sin electricidad a decenas de miles de personas. foto edh

Una segunda tormenta invernal en dos semanas azotó Carolina del Sur, dejando sin electricidad a decenas de miles de personas. foto edh

ESTADOS UNIDOS. En el Día de San Valentín buena parte de Estados Unidos se cubrió de nieve. La tormenta invernal "Pax" que afecta al sureste de Estados Unidos ya ha causado la muerte de 21 personas, entre ellas una mujer embarazada, y continúa provocando caos a su paso al dejar a casi 300,000 hogares y negocios sin electricidad en los estados de Alabama, Georgia y las Carolinas.

Este invierno ha causado el número más alto de cancelaciones de vuelos en más de 25 años en Estados Unidos, según la agencia AP.

Las aerolíneas de EE. UU. han suspendido más de 75,000 vuelos internos desde el 1 de diciembre, incluidos alrededor de 14,000 en esta semana.

Aparte, los embotellamientos de tráfico con miles de vehículos, similares a los vistos hace dos semanas en Atlanta durante la pasada nevada, son ahora escenas comunes en Carolina del Norte y Tennessee, donde los conductores han dejado abandonados a sus vehículos en las autopistas tras no poder continuar su camino.

La combinación de hielo y vientos de 30 millas por hora ha derribado árboles y tendido eléctrico, causando apagones a lo largo del sureste.

Cerca de 300,000 hogares están sin electricidad en los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Mississippi, Luisiana y Alabama. El estado de Georgia, por su parte reporta más 200,000 afectados por los apagones.

Doraville, una ciudad al noreste de Atlanta y predominantemente hispana, ha sido una de las más afectadas por los apagones, con cerca de 800 hogares sin fluido eléctrico.

Las autoridades advierten que estas cifras podrían aumentar conforme la tormenta avanza, que trae más hielo y vientos.

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, anunció que cerca de mil efectivos de la Guardia Nacional ya han sido movilizados a lo largo del estado para asistir a los afectados por la tormenta invernal.

"Nuestra principal preocupación es que la gente continúe siguiendo nuestras advertencias y que se mantengan en sus hogares para que los servicios de emergencias y las compañías de electricidad puedan realizar sus labores", dijo Deal a los medios.

El Servicio Meteorológico Nacional calificó el sistema invernal de "catastrófico" y lo comparó con un fenómeno similar que afectó a la zona en el 2000 y que dejó a miles sin energía eléctrica durante días.

Las escuelas del norte de Georgia y Carolina del Norte permanecen cerradas desde el martes para evitar que se repita lo sucedido a finales de enero, cuando una nevada obligó a cientos de niños a pasar la noche en sus centros escolares.

El clima helado, la humedad alta y grandes variaciones diarias de temperatura al parecer han causado la hospitalización de numerosas personas debido a apoplejías, según nueva información de la Conferencia Internacional sobre Apoplejía de la Asociación del Corazón de Estados Unidos. En un estudio se determinó que a medida que aumenta la temperatura, el peligro de sufrir una apoplejía disminuye 3 % por cada cinco grados.

En menos de dos meses los estadounidenses han sido afectados, primero con la tormenta "Hércules", luego con el famoso "vórtice polar", después con la "Janus" y ahora "Pax" que poco a poco se alejaba ayer de la costa este y se dirigía hacia el Atlántico.—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación