Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta en los EE.UU. afectará a 100 millones

Las temperaturas estarán entre 26 y 35 grados bajo cero en zonas del nordeste del país

La gruesa capa de nieve cubre los asientos y una estructura de acero de Millenium Park, en Chicago . foto edh / AP

La gruesa capa de nieve cubre los asientos y una estructura de acero de Millenium Park, en Chicago . foto edh / AP

La gruesa capa de nieve cubre los asientos y una estructura de acero de Millenium Park, en Chicago . foto edh / AP

ESTADOS UNIDOS. Miles de vuelos comerciales quedaron cancelados ayer mientras una tormenta de invierno avanza desde el nordeste de Estados Unidos sobre una región con unos 100 millones de habitantes.

El portal FlightAware.com, que vigila el tránsito aéreo, indicó que ayer al mediodía 2,233 vuelos dentro, hacia o desde Estados Unidos estaban demorados y 1,419 habían sido cancelados.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el sistema de tormenta invernal "causará graves trastornos" en lo que resta de la semana con su manto de nieve y temperaturas por debajo del punto de congelación en toda la región.

Se preveía que la tormenta causara ventisca nevada anoche en Long Island, Nueva York, y las autoridades señalaron que podrían cerrar el paso al tránsito en la Vía Expresa Long Island si las condiciones para manejar en esa autopista son demasiado peligrosas.

Se estima que en la ciudad de Nueva York la acumulación de nieve llegue a los 23 centímetros y en Albany la nieve podría llegar a los 35 centímetros con temperaturas de entre 26 y 35 grados celsius bajo cero. En Maine la temperatura sería de unos 34 grados bajo cero durante la noche.

Las fuertes neviscas seguidas por temperaturas muy bajas serán "una combinación brutal", comentó el meteorólogo Tom Moore, del canal Weather de la televisión. "Las personas que están en condiciones vulnerables van a sufrir, realmente", dijo.

"Es un conjunto de circunstancias muy, muy peligroso", dijo por su parte el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, quien autorizó a que todos los empleados públicos del estado se fueran a su casa a las tres de la tarde.

Patrick instó a la población a que reduzca el tiempo pasado a la intemperie y se cuide de los síntomas de hipotermia.

Los meteorólogos advirtieron de que una segunda oleada de tiempo gélido llegará a la sección media del país el domingo al atardecer y se extenderá desde el Medio Oeste a Kentucky y Tennessee.

En Green Bay, Wisconsin, donde los Packers serán el domingo locales en uno de los partidos de la ronda final de la Liga Nacional de Fútbol, las temperaturas podrían bajar a 28 centígrados bajo cero.

En la tarde de ayer se habían extendido alertas y avisos de tiempo invernal crudo en 22 estados desde Illinois a Nueva Inglaterra.

El servicio meteorológico privado AccuWeather indicó que "mientras el aire muy frío sigue afectando al Medio Oeste superior, otra ola de aire frígido golpeará partes del Nordeste después de la ventisca con nevada y podría traer las condiciones más frías en varios años".

Alcalde pide no salir

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, quien asumió el mandato el miércoles, pidió ayer a los ciudadanos que se queden en casa en la medida de lo posible ante la tormenta de nieve y temperaturas muy bajas previstas desde anoche.

"Por favor, quédense en casa", urgió De Blasio en una conferencia de prensa en su primer día formal en el cargo, en la que también recomendó que los neoyorquinos usen el automóvil lo menos posible y que mejor recurran al transporte público.

"Lo mejor es vaciar las calles esta noche para dejar trabajar a los empleados municipales", insistió el alcalde, quien además recomendó a la gente que "vuelva a casa pronto" por la noche.

Las últimas previsiones apuntaban a que la ciudad podría recibir durante la noche hasta un máximo de 18 centímetros de nieve, que irá seguida de una racha de frío de hasta -10 grados centígrados (sin contar el factor viento) en la noche de hoy.

La ciudad tiene previsto un pequeño ejército que incluye 1,700 vehículos quitanieves y otros 450 vehículos para esparcir sal.

El alcalde indicó que ayer continuaría con normalidad la recogida de basuras y que en las primeras horas se decidirá si se decide cerrar las escuelas públicas.

De Blasio urgió también a las personas sin techo a que busquen refugio en los albergues municipales y a que los ciudadanos se preocupen por el bienestar de los vecinos que puedan necesitar ayuda.

"Además de la nieve, va a hacer mucho frío, un frío inusual", afirmó el alcalde, quien reconoció que "las condiciones son impredecibles". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación