Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta en California deja dos muertos

Los pronósticos de ayer indicaban que el centro de la poderosa tormenta llegaría a la zona de Los Ángeles

Varias viviendas quedaron dañadas por el deslizamiento de lodo tras fuertes lluvias en Camarillo Springs, California. Reuters

Varias viviendas quedaron dañadas por el deslizamiento de lodo tras fuertes lluvias en Camarillo Springs, California. Reuters

Varias viviendas quedaron dañadas por el deslizamiento de lodo tras fuertes lluvias en Camarillo Springs, California. Reuters

SAN FRANCISCO. La fuerte tormenta que golpeó gran parte de la costa oeste de EE. UU. dejó al menos dos muertos y alcanzó ayer el sur de California tras azotar el jueves el norte de ese estado y Oregón, informaron las autoridades.

Las autoridades del sur del estado de Oregón señalaron que los fuertes vientos que castigaron la zona provocaron caídas de árboles, uno de los cuales se cobró la vida de un hombre identificado como Philip Crosby, que murió poco después de llegar al hospital, según informa el diario "Medford Mail Tribune".

La tormenta se cobró también la vida de un adolescente en la ciudad de Portland (Oregón), que murió a raíz de las heridas sufridas por el impacto de un árbol en el vehícul o en el que viajaba y en el que resultó también herida de gravedad una mujer.

Las fuertes lluvias que cayeron el jueves sobre la bahía de San Francisco se repitieron ayer en núcleos urbanos al este de la ciudad de Los Ángeles, justo cuando se registraban los mayores niveles de tráfico de primera hora de la mañana.

Las autoridades emitieron alertas de inundación para la zona que se extiende desde la ciudad de Burbank hasta el centro de Los Ángeles, en el sur de California.

Los funcionarios del condado de Los Ángeles indicaron que la lluvia que cayó en la zona fue suficiente para provocar inundaciones en algunas calles.

Las avalanchas de lodo y escombros bloquearon parte de la Autopista Pacific Coast en el Condado de Ventura, y el temor a posibles avalanchas de barro llevaron a la evacuación del barrio de Glendora en Los Ángeles a última hora del jueves.

Por lo demás, las lluvias torrenciales que cayeron sobre la Bahía de San Francisco han convertido el mes de diciembre en el más húmedo en más de una década en algunas ciudades de la zona, entre ellas San José.

La lluvia fue bien recibida en un área castigada por la sequía, aunque los científicos advierten de que no es suficiente para dejar atrás tres años de sequía.

Según las estimaciones del Departamento de Recursos Hídricos, California necesitaría ocho tormentas como las de esta semana y la pasada para llenar los embalses y poner fin a la sequía.

La tormenta del jueves se saldó con más de 200,000 hogares sin suministro eléctrico, centenares de árboles caídos y graves inundaciones en ciudades como San Francisco, reportaron las autoridades. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación