Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Testigo: no se cuidaron pruebas en casa de Nisman

Denunció que había decenas de personas en el apartamento del fiscal y que se usó el celular, la cafetera y el baño.

El fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman.

El fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman.

El fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman.

BUENOS AIRES. Natalia Fernández, una de las testigos del operativo realizado en casa del fiscal Alberto Nisman la noche que se encontró su cadáver, reveló graves irregularidades en el protocolo para preservar las pruebas.

Le contó al diario Clarín lo que vio aquella noche en el piso 13 de la torre Le Parc, en el exclusivo barrio porteño de Puerto Madero. Y lo que vio es preocupante porque muchas pruebas de la escena de la muerte habrían sido alteradas por descuido o negligencia.

Cuando nos hicieron pasar al sillón del living (sala) vi sobre la mesa un montón de papeles y carpetas que decían "causa" y "secreto". Vi cómo escribían arriba de los papeles, los marcaban con indelebles cosas de la AMIA", aseguró la joven, "Había como 25 carpetas. Ellos leían cada página, hacían un resumen, lo escribían y me hacían firmar a mí". "Natalia, quiero que sepas que esto está así tal cual nosotros lo encontramos", dijeron los funcionarios, para tratar de calmarla.

Según relató la testigo, durante el operativo "tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas. La fiscal preguntaba ¿la cortamos acá y la seguimos mañana?".

La testigo afirma que el personal que participó en el operativo repasó la documentación esparcida sobre la mesa de Nisman, tocaron el teléfono del fiscal, usaron los baños y la cafetera.

"El portero se sentó al lado mío. Yo me puse a llorar. Estaba muerta de sueño, y me ofreció un café. Y el café era de la cafetera que estaba enfrente a la mesa de papeles. Era la cafetera de Nisman", expresó.

Nisman, fiscal especial de la causa sobre el atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, murió de un disparo en la sien en circunstancias aún no aclaradas, 4 días después de haber denunciado a la presidenta, Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento a sospechosos iraníes del ataque. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación