Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unos 245 heridos

Terror en Turquía: 95 muertos en un doble atentado

Al cierre de esta edición, ningún grupo se había adjudicado la autoría

Una mujer herida por las esquirlas de las bombas es auxiliada

Una mujer herida por las esquirlas de las bombas es auxiliada. | Foto por Agencia EFE

Una mujer herida por las esquirlas de las bombas es auxiliada

ANKARA.  Dos bombas estallaron ayer casi simultáneamente en una manifestación por la paz en Ankara, y causaron unos 95 muertos y centenares de heridos en el ataque más sangriento ocurrido en años en Turquía, el cual amenaza con avivar las tensiones étnicas en la nación.
Al cierre de esta nota, el número de heridos aumentó a 245, de los cuales 48 están graves.

Nadie se adjudicó de inmediato el atentado, pero el primer ministro Ahmet Davutoglu señaló que hay “fuertes indicios” de que ambas explosiones “que sucedieron a una distancia de 50 m una de la otra poco después de las 10 am” fueron obra de atacantes suicidas. Señaló que los responsables podrían ser rebeldes curdos o del grupo extremista Estado Islámico.

Los estallidos ocurrieron con diferencia de segundos afuera de la principal estación ferroviaria de la capital cuando centenares de simpatizantes de la oposición y activistas curdos se reunían para efectuar una manifestación por la paz que organizaron el sindicato de trabajadores del sector público y otros grupos civiles en Turquía.

Los participantes pretendían hacer un llamado a favor de una mayor democracia y exigir el fin de la reanudación de los enfrentamientos entre los rebeldes curdos y las fuerzas de seguridad turcas.

Los estallidos tuvieron lugar en momentos de tensión en Turquía, un miembro de la OTAN que es limítrofe con Siria, un país devastado por la guerra. El gobierno turco ha acogido más refugiados que cualquier otra nación del mundo y reanudó su campaña contra la insurgencia curda en una lucha que ha dejado centenares de muertos en los últimos meses.

Muchos participantes en la movilización habían anticipado que los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Curdistán o PKK declararían temporalmente un alto el fuego “lo que sucedió horas después del atentado” a fin de garantizar que los comicios previstos para el 1 de noviembre en Turquía se celebren en un clima de seguridad.

Según la agencia noticiosa estatal Anadolu, el atentado fue perpetrado con bombas fabricadas con explosivos de TNT y rodamientos de acero que servirían de esquirlas.

EE.UU. y varios países condenaron el hecho.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación