Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tensión en Venezuela ante alza de combustible

Maduro hace ver el ajuste como algo de 'beneficio popular'

PDVSA tiene filiales en varios países, en El Salvador es Albapetróleos la que importa el petróleo venezolano. foto edh / archivo

PDVSA tiene filiales en varios países, en El Salvador es Albapetróleos la que importa el petróleo venezolano. foto edh / archivo

PDVSA tiene filiales en varios países, en El Salvador es Albapetróleos la que importa el petróleo venezolano. foto edh / archivo

CARACAS. El inminente aumento del precio de la gasolina anunciado por el presidente Nicolás Maduro, luego de pasar por el trámite de una consulta pública, tiene bajo tensión a Venezuela.

Los venezolanos asumen que les corresponde pagar mucho menos que el precio internacional porque nacieron en un país petrolero y el hecho de tener que pagar más los tiene tensos, sobre todo por la crisis económica que atraviesan en el país.

Ante ello, Maduro ha presentado el inevitable ajuste como un beneficio para todos.

El presidente chavista propuso repartir en cinco áreas los posibles ingresos del aumento: viviendas, becas universitarias, asistencia a ancianos, seguridad y vialidad, y servicios públicos.

Se calcula que el alza andará entre 40,000 y 100,000 millones de dólares.

Lo que busca es convencer a los venezolanos de que es imposible sostener un subsidio al combustible, ya que según cálculos, el Estado pierde anualmente 15,000 millones de dólares, además de lidiar con el contrabando hacia Colombia.

Esta semana el vicepresidente del área económica y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, había presentado a los delegados al Congreso las razones para ajustar el precio del litro de combustible —fijado desde hace 18 años en 0.097 bolívares (0.02 dólares al cambio oficial)— aunque esta discusión no se hizo pública, publicó el diario español El País.

Piden rendir cuentas

La oposición venezolana ha criticado la política petrolera del Gobierno, porque parte de la producción de crudo venezolano se exporta a Cuba como contraprestación de los servicios de entrenadores deportivos y médicos comunitarios; pero también se destina a los países miembros de Petrocaribe, entre ellos El Salvador que recientemente se incorporó al bloque.

Por esa razón es que los opositores le están pidiendo a Maduro que antes de hacer el trámite de "consultar" sobre el alza de precios de los combustibles que rinda cuentas.

El líder opositor, Henrique Capriles, le pidió a Maduro que antes de hacer un debate "deje de regalar" gasolina a los países con los que el Ejecutivo tiene acuerdos en materia energética, publicó el diario venezolano El Universal.

"Un debate sobre precio de gasolina pasa primero por dejar de regalar petróleo a otros países, son unos $7 mil millones al año!", aseguró Capriles en su cuenta de Twitter.

También cuestionó que de verdad haya debate sobre el tema cuando en realidad la decisión ya estaría tomada.

"Ellos quieren que todos los venezolanos paguemos los regalos del gobierno al exterior, sigue la fiesta y quién la paga es el pueblo venezolano", recriminó Capriles.

Luego agregó: "Los del gobierno destruyeron la economía, despilfarraron recursos del país, se robaron gran parte y ahora quieren más recursos ¿para qué?". Y criticó a Maduro por no decir sus intenciones en la campaña presidencial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación