Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temen inundaciones tras nevada en EE.UU.

El Servicio Meteorológico advirtió por problemas de drenaje debido a que la nieve derretida y las hojas de árboles caídas en otoño que no fueron recogidas bloquean los sumideros

En el área de Buffalo hubo 2,13 metros (siete pies) de nieve

En el área de Buffalo hubo 2,13 metros (siete pies) de nieve

En el área de Buffalo hubo 2,13 metros (siete pies) de nieve

Después de una embestida de tres días que arrojó la histórica cantidad de 2,13 metros (siete pies) de nieve en el área de Buffalo y dejó al menos 12 muertos, el sol ha salido pero con él surgen los pronósticos de inundaciones causadas por nieve derretida, lluvias y temperaturas de hasta 60 grados Fahrenheit (15,56 centígrados).

Jon Hitchcock, del Servicio Meteorológico, advirtió por problemas de drenaje debido a que la nieve derretida y las hojas de árboles caídas en otoño que no fueron recogidas bloquean los sumideros.

"La mayor amenaza de inundación ocurriría el lunes, cuando las temperaturas están a su nivel más alto", dijo. "Podría haber una inundación urbana general".

La nieve acumulada podría liberar una cantidad de agua equivalente a seis pulgadas de lluvia en un lapso de dos días, dijo el viceadministrador del condado Erie, Richard Tobe. "De haber sido liberada como lluvia habría sido una tormenta monumental".

Tobe agregó que las inundaciones podrían afectar más que nada sótanos y riachuelos.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una notificación de inundación para el periodo de domingo a miércoles.

"Ahora nos estamos preparando para más inundaciones que las que hemos visto en mucho, mucho tiempo", dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. El gobernador dijo que las autoridades estatales estaban enviando bombas, botes, helicópteros y vehículos capaces de operar en zonas inundadas con 1,20 o 1,5 metros (cuatro o cinco pies) de agua.

"Si tenemos suerte no necesitaremos nada de eso", comentó. "Pero debemos prepararnos para lo peor y esperar lo mejor".

La nieve sigue siendo un enorme reto. Las autoridades exhortan a la población a evitar salir de sus viviendas a menos de que sea necesario a fin de que las labores para retirar la nieve avancen. Cuomo reabrió un tramo de 212,4 kilómetros (132 millas) de una carretera estatal que había estado cerrada desde el martes, pero varias rampas de salida de la vía principal permanecen cerradas a lo largo de los 120,7 kilómetros (75 millas) con dirección oeste.

"Supongan que se dirigen al oeste y no se pueden desviar hasta Pennsylvania", dijo el gobernador, que señaló que las carreteras siguen siendo "muy peligrosas".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación