Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tabaré Vázquez se perfila favorito en Uruguay

Los uruguayos regresan mañana a las urnas para elegir a su presidente. El candidato de izquierda encabeza las preferencias

Tabaré Vázquez (Der.) y su compañero de fórmula, Raúl Sendic, (Izq.)durante el acto de cierre de campaña. foto edh / EFE.

Tabaré Vázquez (Der.) y su compañero de fórmula, Raúl Sendic, (Izq.)durante el acto de cierre de campaña. foto edh / EFE.

Tabaré Vázquez (Der.) y su compañero de fórmula, Raúl Sendic, (Izq.)durante el acto de cierre de campaña. foto edh / EFE.

MONTEVIDEO. Uruguay se prepara para definir a su próximo presidente, en un balotaje, este domingo, en un duelo donde la izquierda gobernante es la cómoda favorita para lograr un tercer mandato consecutivo y consolidar la receta de crecimiento económico, combinado con avances sociales, que la hizo tan popular.

Las encuestas le dan al oficialista, Tabaré Vázquez, un médico oncólogo que ya gobernó al país sudamericano, una ventaja de alrededor de 14 puntos sobre su joven contrincante, el legislador conservador y aficionado al surf, Luis Lacalle Pou.

Si los sondeos tienen razón, lo más probable es que Vázquez resulte elegido como sucesor del carismático presidente José Mujica, pero muchos se preguntan si su gobierno continuará las políticas impulsadas por el mandatario o si, por el contrario, habrá matices o bruscos cambios.

La pregunta cobra relevancia al comparar la trayectoria de ambos: Mujica no estudió y vive en una modesta finca en las afueras de Montevideo. Vázquez vive en una amplia residencia en un barrio acomodado. Mujica llegó a la presidencia sin haber ejercido un cargo ejecutivo superior a ministro. Vázquez fue presidente entre 2005 y 2010, y antes ya había sido alcalde de Montevideo.

Vázquez está a punto de convertirse en el tercer uruguayo en gobernar el país dos veces, desde comienzos del siglo XX. Mujica parece prepararse para su retiro luego de haberse convertido en un referente mundial, por la elocuencia de sus discursos en las grandes cumbres internacionales, su estilo campechano, su pasado guerrillero y la austeridad con la que vive. El primero es más conservador y es recordado por vetar una ley que permitía el aborto por la sola voluntad de la mujer. El segundo se atrevió a legalizar el aborto y un mercado de la marihuana, cuya puesta en marcha aún está en veremos.

Pou estaría cuesta arriba

Lacalle Pou, un abogado de 41 años, del Partido Nacional e hijo de un expresidente, había propuesto derogar parte de esa última norma que legaliza la marihuana -resistida por la mayoría de los uruguayos, según los sondeos- solo permitiendo el autocultivo y clubes de fumadores.

Pero ni una propuesta como esa ni su discurso conciliador han logrado convencer a suficientes uruguayos en la primera vuelta del pasado 28 de octubre, y las encuestas auguran que tampoco lo harán en la segunda. Para ser elegido presidente, el domingo, bastará con obtener la mitad más uno de los votos. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación