Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Surcorea ganaría guerra con el apoyo de EE. UU.

Aunque Corea del Norte asegura haber detonado tres bombas atómicas y disponer de misiles capaces de golpear las costas de Alaska y EE. UU., los expertos dudan de su alcance y de que disponga de la tecnología para dotarlos de cabezas nucleares

Según la información de agencias oficiales, el régimen de Kim Jong-un (c) resolverá con las armas cualquier pendiente con su vecino Corea del Sur. Foto EDH / internet

Según la información de agencias oficiales, el régimen de Kim Jong-un (c) resolverá con las armas cualquier pendiente con su vecino Corea del Sur. Foto EDH / internet

Según la información de agencias oficiales, el régimen de Kim Jong-un (c) resolverá con las armas cualquier pendiente con su vecino Corea del Sur. Foto EDH / internet

SEÚL. ¿Quién ganaría una guerra entre las dos Coreas? Hace justo seis décadas, la contienda acabó en tablas por la ayuda que China prestó al norte comunista y Estados Unidos al sur capitalista. Después de tres años y cinco millones de muertos, la Península Coreana se quedó exactamente igual que estaba antes del conflicto: dividida a la altura del Paralelo 38.

Separando ambos países, la última frontera de la Guerra Fría es una franja de cuatro kilómetros de ancho y 240 de largo que recorre dicho paralelo. Aunque esta "tierra de nadie" se denomina Zona Desmilitarizada, quizás sea el lugar del mundo con mayor concentración de soldados, armamento y minas enterradas por metro cuadrado. Hay tantas que los expertos calculan que se tardarían 300 años en limpiarla.

Al norte se ubica el Estado más aislado del mundo, dirigido por un régimen despiadado que ha erigido a los Kim en la primera dinastía comunista del mundo, mucho más cerrada y personalista que la Cuba de los Castro. Al sur, una de las naciones más industrializadas y prósperas de Asia.

Mientras los 50 millones de surcoreanos disfrutan de internet de alta velocidad y todo tipo de aparatos digitales, los 23 millones de norcoreanos malviven con cartillas de racionamiento y la electricidad restringida a unas pocas horas del día. Una imagen nocturna tomada por satélite de la Península Coreana es la mejor metáfora de tan brutal contraste: a un lado, la luz; al otro, la oscuridad.

El régimen estalinista de Pyongyang no puede alimentar a su sufrido pueblo, pero se gasta una millonada en su Ejército debido a la política "songun" de primacía militar. Aunque Corea del Norte asegura haber detonado tres bombas atómicas y disponer de misiles capaces de golpear las costas de Alaska y EE. UU., los expertos dudan de su alcance y de que disponga de la tecnología para dotarlos de cabezas nucleares.

Pero Seúl se sitúa a sólo 50 kilómetros de la frontera y el Ejército norcoreano, formado por un millón de soldados y cuatro millones de reservistas, tiene un arsenal de misiles de corto y medio alcance que pueden recorrer hasta 3 mil kilómetros y llegar incluso a Japón. Además, estaría dotado de armas químicas y biológicas y de siete kilos de plutonio, suficientes para fabricar seis bombas atómicas.

Su fuerza aérea cuenta también con 820 cazas, a tenor de los cálculos del Ministerio de Defensa surcoreano, que tiene 460. Pero Pyongyang carece de combustible para hacerlos volar por su escasez de petróleo.

Por tierra, sus 4 mil 200 tanques también superan a los 2 mil 400 de Corea del Sur, pero éstos últimos son más modernos y están mejor equipados. Además, Corea del Norte ha desplegado más de 12 mil baterías de artillería antiaérea y 10 mil misiles de defensa, la mayor parte cerca de la frontera. Para protegerse, Corea del Sur cuenta con 330 cañones antiaéreos y un millar de misiles. A su Ejército, formado por casi 700 mil soldados y 4.5 millones de reservistas, se suman los 28 mil "marines" estadounidenses acantonados en la frontera desde el final de la guerra y los 15 mil que permanecen en las bases de Japón.Aunque Corea del Norte asegura haber detonado tres bombas atómicas y disponer de misiles capaces de golpear las costas de Alaska y EE. UU., los expertos dudan de su alcance y de que disponga de la tecnología para dotarlos de cabezas nucleares

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación