Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Suiza investiga nexo entre HSBC y el caso Petrobras

Cuentas de exdirectores de la estatal y ejecutivos serán investigadas

La presidenta Rousseff, acorralada por el escándalo de corrupción, prometió en la campaña para su segundo mandato un "Gobierno nuevo" con "Nuevas ideas". foto edh / tomada de twitter.com/ptbrasil

La presidenta Rousseff, acorralada por el escándalo de corrupción, prometió en la campaña para su segundo mandato un "Gobierno nuevo" con "Nuevas ideas". foto edh / tomada de...

La presidenta Rousseff, acorralada por el escándalo de corrupción, prometió en la campaña para su segundo mandato un \"Gobierno nuevo\" con \"Nuevas ideas\". foto edh / tomada de twitter.com/ptbrasil

BRASILIA. La Justicia de Suiza investiga si la filial en ese país del banco británico HSBC ayudó a camuflar parte de los sobornos que involucran a la petrolera estatal brasileña Petrobras y a otras empresas sumergidas en un gigantesco escándalo de corrupción en Brasil, informó ayer la prensa local.

Responsables de la investigación en Suiza confirmaron al diario O Estado de Sao Paulo que cuentas de exdirectores de la estatal brasileña y de ejecutivos acusados por la Justicia de Brasil serán objeto de análisis.

El miércoles, la justicia del cantón de Ginebra anunció la apertura de una investigación por lavado de dinero agravado contra la filial suiza del HSBC.

La investigación penal involucra igualmente a otras entidades o individuos cuya identidad oficialmente se mantiene en reserva, conforme a los procedimientos que se aplican en Suiza.

Hace once días, una red internacional de periódicos sacó a la luz detalles de la utilización de la filial suiza del banco británico para la apertura o mantenimiento de cuentas utilizadas por ciudadanos de numerosos países para evadir impuestos.

En el caso brasileño, el escándalo de corrupción se refiere al supuesto uso, con base en declaraciones de exdirectivos, de la petrolera estatal como una "caja recaudadora" de fondos para abastecer campañas políticas.

En el curso de la investigación fueron detenidos tres exdirectores de área de Petrobras, el empresario Alberto Youssef, quien presuntamente dirigía una mafia de lavado de dinero en sus casas de cambio, y ejecutivos de siete de las principales constructoras del país.

El escándalo desveló el pago de sobornos de las principales empresas constructoras de Brasil a partidos políticos y legisladores a cambio de contratos con Petrobras, la mayor empresa del país.

Entre las investigadas por la Policía Federal están las constructoras UTC Engenharia, OAS, Queiroz Galvão, Camargo Corrêa, Engevix y Galvão Engenharia, según una lista divulgada por el Tribunal Superior Electoral y recogida por el portal de noticias UOL.

Dos de las empresas ligadas en este escándalo, Odebrecht y Queiroz Galvão, fueron seleccionadas por la CEL (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa) durante el gobierno de Mauricio Funes para ejecutar obras hídricas en El Salvador.

Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht ha sido preseleccionada para construir El Chaparral.

La más beneficiada por las donaciones el año pasado fue la campaña de la presidenta Dilma Rousseff. Recibió 25 millones (unos $8.741,250) de reales de dos contratistas; OAS (20 millones, unos $6.993,000) y UTC Engenharia (5 millones, unos $1.748,250), lo que representa casi un 20 % del total que acumuló la presidenta para luchar por la reelección -123 millones de reales ($43.006,950). El PT ha recibido de estas empresas 45.5 millones (unos $15.734,250), un tercio del total recaudado.

Rousseff, quien hizo campaña para su segundo mandato con el lema de "nuevo gobierno, nuevas ideas", ha visto caer su popularidad al verse salpicada por el escándalo de sobornos y corrupción de la estatal petrolera.

La noticia de Suiza se conoce un día después de que el Soros Fund Management, brazo de inversiones del multimillonario de origen húngaro George Soros, comunicó al órgano regulador del mercado en Estados Unidos que reducirá en un 60 % su participación en las ADR (American Depositary Receipts) de Petrobras.

Según lo informado el último 27 de enero tras dos aplazamientos de sus resultados y sin el aval de la auditoría externa contratada, Petrobras obtuvo un beneficio neto de 3,087 millones de reales (unos 1,190 millones de dólares) entre julio y septiembre de 2014, una cifra un 38 % inferior a la del trimestre anterior.

En el acumulado de enero a septiembre de 2014, la ganancia neta fue de 13,439 millones de reales (alrededor de 5,190 millones de dólares), un 22 % menos que los 17,289 millones de reales (unos $6,675 millones) registrados en los primeros nueve meses de 2013. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación