Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sudanesa pide refugio ante la embajada EE. UU.

Había sido condenada a la horca por casarse con un cristiano y abandonar el islam, pero anularon el fallo.

La joven Mariam Ibrahim, de 27 años, dio a luz a su bebé dentro de la cárcel, tras la condena a muerte. foto edh / archivo

La joven Mariam Ibrahim, de 27 años, dio a luz a su bebé dentro de la cárcel, tras la condena a muerte. foto edh / archivo

La joven Mariam Ibrahim, de 27 años, dio a luz a su bebé dentro de la cárcel, tras la condena a muerte. foto edh / archivo

SUDÁN. Mariam Ibrahim, la sudanesa que fue liberada de la condena a la horca por haberse casado con un cristiano, solicitó refugio en la embajada estadounidense en Jartum, informó ayer BBC Mundo en su edición electrónica.

Ibrahim fue liberada este jueves por segunda vez después de que la detuvieran en el aeropuerto de Jartum el pasado martes bajo los cargos de portar falsos documentos.

La mujer de 27 años, que había sido sentenciada a morir en la horca en mayo por haber renunciado al Islam, fue liberada por primera vez el pasado 23 de junio y detenida nuevamente el pasado martes 24 en el aeropuerto cuando supuestamente trataba de dejar el país con su marido y sus dos hijos.

Ibrahim, que dio a luz mientras estaba en la cárcel, le dijo a la BBC que está en un buen estado de salud.

El abogado de la joven, Muhanad Mustafa, explicó que los servicios de seguridad la liberaron a cambio de una fianza.

Mustafa explicó que la joven doctora buscará obtener una nueva documentación para poder viajar a Estados Unidos para vivir con sus dos hijos y su marido Daniel Wani, de origen sursudanés y que tiene nacionalidad estadounidense.

El Tribunal de Apelación de Jartum decidió el pasado 23 de junio anular la condena a muerte que pendía sobre ella por su supuesta renuncia del islam y conversión al cristianismo, al considerar que el fallo anterior se basó en "pruebas débiles y contradictorias". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación