Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sudáfrica llora a su "Tata Madiba"

Habrá 10 días de duelo nacional en Sudáfrica por la muerte de Nelson Mandela, anunciaron

Imagen del expresidente sudafricano Nelson Mandela, durante su discurso al recibir el Doctorado Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Galway, el 20 de junio 2003. foto edh /Reuters

Imagen del expresidente sudafricano Nelson Mandela, durante su discurso al recibir el Doctorado Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Galway, el 20 de junio 2003. foto...

Imagen del expresidente sudafricano Nelson Mandela, durante su discurso al recibir el Doctorado Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Galway, el 20 de junio 2003. foto edh /Reuters

SUDÁFRICA. Los sudafricanos cantaron, bailaron y lloraron ayer en emotivos homenajes públicos al recién fallecido Nelson Mandela, el líder antisegregacionista que unió a este país, otrora dividido en blancos y negros, y que ayudó a evitar una guerra racial.

Personas de todos los colores se abrazaron y compartieron momentos emotivos mientras líderes contra el "apartheid", como el arzobispo retirado Desmond Tutu, pidieron a los 51 millones de sudafricanos que se sumen a los valores de la unidad y democracia que adoptó Mandela.

Los honores al expresidente sudafricano llegaron de personas de todo el espectro social, mostrando que influyó profundamente en ellas.

Uno de los dolientes, Ariel Sobel, dijo que él nació en 1993, un año antes de que Mandela fuese elegido presidente.

"Lo que más me gustaba de Mandela era su capacidad de perdón, su pasión, su diversidad, el impacto de lo que hizo", dijo Sobel. "No me preocupa lo que va a suceder. Vamos a continuar juntos como nación. Sabíamos que iba a suceder. Estábamos preparados".

Muchos sudafricanos se enteraron de la noticia anunciada en la televisión estatal por el presidente Jacob Zuma poco antes de la medianoche al despertar ayer. Muchos, como Sobel, se concentraron junto a la casa que habitó Mandela en sus últimos meses de vida en el barrio de Houghton, en Johannesburgo. Una mujer abrazó a sus dos hijos junto a una ofrenda floral.

Personas cantaban canciones tribales, el himno nacional "N'kosi Sikelel Afrika" (El Señor bendiga África) e himnos cristianos. Una persona llevaba un cartel que decía: "Reinará en el Universo junto con Dios". Líderes judíos y musulmanes estaban presentes también.

En Soweto, el brusco poblado donde Mandela solía vivir, cantantes y bailarines recorrían las calles honrando la vida del líder. Decenas de niños cargaban enormes retratos del icono contra el apartheid.

"Lo lamento, soy demasiado emotivo. Las lágrimas salen muy fácil", dijo Themba Radebe, de 60 años, quien estaba filmando las celebraciones callejeras con su teléfono.

El pueblo de Sudáfrica reaccionó ayer con profunda tristeza ante la pérdida de un hombre a quien muchos consideran el padre de la nación, celebrando los logros del líder antisegregacionista que salió de prisión para convertirse en el primer presidente negro del país.

Las banderas ondeaban a media asta y personas de todas las razas y clases sociales en barriadas pobres, suburbios acaudalados y las vastas zonas rurales rindieron homenaje al fallecido líder con canciones, lágrimas y oraciones.

Sudafricanos de todo tipo prometieron continuar los valores de unidad y democracia que él representó.

Lo entierran el 15

El presidente Zuma dijo el ayer que Mandela será enterrado el 15 de diciembre. Se realizará un servicio fúnebre el martes 10.

Esa será la gran despedida popular en la que está previsto que 90,000 personas abarroten el FNB Stadium de Soweto, donde tendrá lugar la misa oficial por el alma de Madiba.

El cuerpo permanecerá en capilla ardiente en los edificios del gobierno en Pretoria desde el 11 de diciembre hasta el entierro.

El domingo será un día nacional de oración y reflexión, dijo Zuma, quien además agradeció los mensajes de condolencias enviados desde todo el mundo.

El gobierno prepara ceremonias fúnebres que van a contar con la presencia de gobernantes y dignatarios del mundo. Las autoridades no han anunciado aún el calendario detallado del período de duelo, que se prevé durará más de una semana.

Horas después del fallecimiento el jueves por la noche, un vehículo con el ataúd del líder antiapartheid, cubierto con la bandera sudafricana, se alejó de la casa de Mandela tras la medianoche, escoltado por una caravana de motocicletas militares, para llevar el cuerpo a una morgue en Pretoria.

Zuma, vestido de negro, anunció la noticia de la muerte de Mandela el jueves por la noche por televisión. Dijo que Mandela, de 95 años y conocido afectuosamente como "Madiba", el nombre que le dio su clan, falleció "en paz" a eso de las 8:50 de la noche, acompañado de su familia.

F.W. de Klerk, el presidente sudafricano blanco que negoció junto con Mandela el fin del apartheid, dijo que Mandela "era una persona muy humana" con gran sentido del humor y que mostraba interés por los demás.

La aerolínea South African Airways dijo que facilitará vuelos fletados para los invitados a las exequias en la provincia de Mandela, en Cabo Oriental.

Además de Sudáfrica, en el resto del mundo también hubo muestras de duelo por la muerte del "Tata Madiba". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación