Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sistema capta huellas en Venezuela

Los lectores de huellas serán usados en todas las cadenas oficiales de alimentos y en algunas privadas

Sistema capta huellas en Venezuela

Sistema capta huellas en Venezuela

Sistema capta huellas en Venezuela

VENEZUELA. Al menos 200 mil lectores de huellas dactilares serán instalados y comenzarán a funcionar desde hoy en Venezuela para controlar la entrega de alimentos a los venezolanos, como una forma del régimen de Nicolás Maduro para controlar el supuesto contrabando y alza de precios.

Diferentes medios informaron que la medida de Maduro busca contrarrestar el supuesto contrabando y acaparamiento, del que según él, son responsables el sector empresarial de ese país.

"Se instalarán más de 20.000 captahuellas en todo el sistema socialista para garantizarle al pueblo su alimento", señaló Maduro durante la inauguración de un mercado estatal en el estado de Miranda.

"Es una gran noticia para Venezuela. Vamos a vencer a los contrabandistas; no podrán más los capitalistas, los ladrones. Vamos a vencer la guerra económica, por fases, con fuerza", expresó.

Los lectores servirán para controlar el acceso de cada comprador a diferentes víveres, entre ellos los alimentos básicos como leche y harina, y a productos de aseo, que desde hace meses escasean en Venezuela y motivan largas filas a las afueras de los supermercados venezolanos.

Medios digitales como Infobae informaron que Las máquinas serán instaladas, además de los mercados que pertenecen a la red estatal, en siete grandes cadenas privadas, que se sumaron a la iniciativa de manera "voluntaria" tras reunirse con el gobierno, según explicó.

Con una inflación sobre el 68 %, Venezuela afronta una profunda recesión económica, impulsada entre otras razones por el rígido control de precios que desestimula la producción local y por la baja en los precios del petróleo. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación