Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sismo de magnitud 6.8 sacude sur de Alaska

El fuerte temblor no provocó alerta de tsunami para El Salvador, dijo el Ministerio de Medio Ambiente

Terremoto en Alaska

Varios productos tirados en el pasillo de una tienda tras el fuerte sismo en Alaska. | Foto por AP

Un sismo de magnitud 6.8 sacudió el sur de Alaska la madrugada del domingo, despertando a los residentes y remeciendo edificios en esta región propensa a los terremotos. Hasta el momento no hay reportes de lesionados.

El temblor se registró cerca de la 1:30 de la mañana, hora local, y su epicentro fue ubicado a 85 kilómetros (53 millas) al oeste de Anchor Point, en la Península de Kenai, la cual se encuentra a 257 kilómetros (160 millas) al suroeste de Anchorage, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). Unas dos horas después, una réplica de 4,3 grados se sintió en la ensenada de Cook.

La posibilidad de una fuga de gas hizo que varias casas fueran desalojadas en Kenai.

El sismo lo sintieron los residentes de Anchorage. Los departamentos de policía de Anchorage y Valdez informaron que no recibieron reportes de heridos o de daños significativos.

Ron Barta, residente de Anchorage de 55 años, afirmó que su casa se sacudió cerca de la 1:34 de la madrugada. Añadió que los cuadros en los muros empezaron a moverse, pero no hubo daños a su vivienda y nadie resultó herido.

Barta, que ha vivido en Anchorage por aproximadamente 10 años, dijo que la gente reportó a través de las redes sociales que el terremoto los despertó.

"Estaba sentado con mis perros, a punto de irme a dormir a eso de las 1:34 de la madrugada... cuando sentí un remezón y siguió como por 30 o 45 segundos, fue como que toda la casa temblaba", dijo Barta, quien está casado con una reportera de la AP.

El sismo despertó al reportero de la AP Mark Thiessen, quien se había ido a dormir un par de horas antes.

"La cama comenzó a moverse y eso me despertó a pesar de que tomé un somnífero", dijo Thiessen, de 53 años. "Mi esposo entró a la habitación y gritó '¡despiértate! ¡despiértate!' pero yo ya estaba despierto tratando de averiguar qué pasaba".

El Servicio Nacional de Meteorología descartó la posibilidad de un tsunami.

El hashtag #akquake era tendencia el domingo temprano en Twitter, donde las personas compartían sus testimonios y fotos de estantes caídos y cosas que cayeron de las paredes.

El fuerte temblor no provocó alerta de tsunami para El Salvador, dijo el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN)

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación