Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

SIP pide a CIDH condenar a Caracas por cerrar RCTV

La entidad sostiene que la decisión del gobierno venezolano violó los derechos de libertad de expresión y por eso acude a la Corte como un apoyo

Empleados del canal de televisión, cerrado en la gestión de Hugo Chávez, protestaron contra la medida. foto edh / archivo

Empleados del canal de televisión, cerrado en la gestión de Hugo Chávez, protestaron contra la medida. foto edh / archivo

Empleados del canal de televisión, cerrado en la gestión de Hugo Chávez, protestaron contra la medida. foto edh / archivo

MIAMI. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió ayer a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que falle contra Venezuela por "haber cerrado de forma ilícita" en 2007 el canal Radio Caracas Televisión, crítico con el Gobierno.

La SIP, con sede en Miami, hizo la petición tras presentar a esta instancia un documento de "amicus curiae" (amigo de la corte), una figura jurídica que representa el apoyo ante el tribunal de un tercero no implicado en la causa.

En nombre de la SIP, su presidenta, Elizabeth Ballantine, invitó a la "Corte Interamericana de Derechos Humanos a fallar que la decisión del Gobierno venezolano de no renovar la concesión de RCTV y no reparar el daño, en represalia por su línea editorial, es una flagrante violación a los principios de libertad de expresión establecidos en la Convención Americana".

RCTV, una cadena privada de línea editorial crítica con el Gobierno, tuvo que dejar de emitir en abierto el 27 de mayo de 2007, después de que la Administración del entonces presidente Hugo Chávez no le renovara el permiso con el argumento de que era una compañía "golpista".

La concesión no fue renovada, estableció la SIP en su documento, "en represalia por su postura editorial crítica e informaciones contrarias al Gobierno venezolano". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación