Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

SIP condena amenazas de Rafael Correa a periodista

Emilio Palacio salió de Ecuador por considerarse perseguido político

El gobernante Rafael Correa, declarado seguidor del Socialismo. foto edh / archivo

El gobernante Rafael Correa, declarado seguidor del Socialismo. foto edh / archivo

El gobernante Rafael Correa, declarado seguidor del Socialismo. foto edh / archivo

MIAMI. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó ayer las "amenazas" vertidas por el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, contra el periodista Emilio Palacio, exiliado en Miami, y las calificó de "extremadamente peligrosas", por poder incitar a "actos de violencia".

Los comentarios de Correa en su alocución, del 23 de agosto, reflejan una "actitud intolerante y obsesiva", apostilló Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, con sede en Miami.

En esa ocasión, el gobernante calificó a Palacio de "psicópata" y agregó: ¿Cómo no va a indignar, compañeros. Por demócrata, tolerante que uno sea ¿qué harían ustedes en mi caso si vieran a un tipo con tanta miseria humana como este (Palacio)?, ¿no le patearían?".

Paolillo advirtió que "es extremadamente peligroso e indignante que el presidente de una nación promueva con sus expresiones posibles actos de violencia contra un periodista o cualquier otro ciudadano de su país".

En esa línea, Paolillo recordó que, "para dilucidar desacuerdos, está la justicia a la que ya también ha recurrido el presidente. Es totalmente desacertada, intolerante, obsesiva y personal la actitud de Correa hacia el periodista", afirmó.

Correa reaccionó así a una nota publicada por Palacio en abril pasado, sobre un "vuelo secreto" que Correa habría realizado a Nueva York, información que el gobernante desmintió.

Por su parte, Palacio afirmó en su columna en el blog www.ubicatv.com, que "resulta incomprensible el estallido del presidente, a menos que tenga algo que ocultar".

Palacio, que salió de su país en agosto de 2011, por considerarse un perseguido político, dijo que no es la primera vez que Correa "revela su intención de recurrir a los puños" para acallarle.

La SIP señala que, en esta ocasión, las expresiones de Correa tuvieron eco y, al día siguiente, una persona identificada como Fausto Zapata ofreció en Twitter $100 mil por la cabeza del periodista. Poco después, también en Twitter, el usuario Bruno Díaz duplicó la recompensa.

El diario estatal El Telégrafo también se sumó a la campaña contra Palacio y tituló su editorial del pasado lunes "Las infamias de Emilio Palacio con acogida en la prensa local", en el que aseguró que el periodista "miente todo el tiempo, injuria, inventa, difama".

En 2011, Correa demandó a Palacio, exeditor de Opiniones de El Universo de Guayaquil, y a los directivos del diario, Carlos, César y Nicolás Pérez, por el delito de injuria por una columna en la que el periodista advirtió al mandatario que podría ser juzgado por crímenes de lesa humanidad al haber ordenado abrir fuego contra un hospital durante una rebelión policial en septiembre de 2010.

El columnista y los tres directivos del diario fueron sentenciados en julio de 2011 a tres años de prisión y al pago de una indemnización de $40 millones. En febrero de 2012, Correa decidió "perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron", según anunció.

También demandó a periodistas como Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, a quienes pedía $10 millones.

Desde la llegada al poder en el 2007, Correa, quien se define como de izquierda y seguidor del socialismo del siglo 21, ha sometido a la prensa a constantes acusaciones de estar alineada con la oposición y de difundir información falsa. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación