Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicatos argentinos en huelga contra Fernández

Los sindicatos le pidieron a Cristina Fernández que escuche la protesta. Exigieron reajuste de salarios y disminución de los elevados impuestos.

Antimotines bloquean el paso de una protesta contra el gobierno argentino. foto edh/ reuters

Antimotines bloquean el paso de una protesta contra el gobierno argentino. foto edh/ reuters

Antimotines bloquean el paso de una protesta contra el gobierno argentino. foto edh/ reuters

BUENOS AIRES. Centrales sindicales argentinas desafiaban ayer con una amplia huelga general de un día a la presidenta Cristina Fernández, cuya popularidad se debilita mientras una alta inflación golpea el poder de compra de la población y crece la violencia urbana.

La protesta, a la que adherían sindicatos del transporte público y gremios importantes como camioneros y trabajadores estatales, busca un reajuste de los salarios y una disminución de los elevados impuestos a las remuneraciones, tras una devaluación del peso de 35 por ciento en 12 meses.

En las vacías calles de Buenos Aires, la capital argentina, no circulaban autobuses y tampoco funcionaban los trenes de cercanías, dando cuenta de la masividad de la huelga. Muchos colegios no impartieron clases y numerosas tiendas estaban cerradas por la ausencia de empleados.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, uno de los organizadores de la huelga, aseguró que la presidenta se maneja con "soberbia" y pidió escuchar los reclamos.

"El paro es para ratificar que haya paritarias (negociaciones salariales) libres", dijo Moyano, quien pidió también un aumento salarial "de emergencia" a jubilados, y medidas gubernamentales para paliar la creciente violencia urbana.

Uno de los motivos de la huelga es el pedido de un actualización por inflación del impuesto a las ganancias, que se aplica sobre los salarios.

Argentina padece una de las mayores tasas de inflación del mundo, que este año superaría un 30 por ciento, mientras la economía está dando señales de agotamiento tras casi una década de fuerte crecimiento.

—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación