Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Siguió escasez de alimentos durante fiestas navideñas

El desabastecimiento y la inflación obligaron a los venezolanos a recorrer mercados y tiendas por semanas para conseguir alimentos típicos.

Los supermercados restringen las compras de los venezolanos en las filas para pagar. foto edh / reuters

Los supermercados restringen las compras de los venezolanos en las filas para pagar. foto edh / reuters

Los supermercados restringen las compras de los venezolanos en las filas para pagar. foto edh / reuters

CARACAS. Con un desabastecimiento de diversos productos de primera necesidad, los venezolanos pasaron la Nochebuena y recibieron la Navidad en una austeridad contrastante con los lujosos festejos de años atrás.

Los venezolanos tuvieron que recorrer mercados y tiendas durante semanas para adquirir los insumos de los platos típicos de estas festividades.

"Los venezolanos celebramos las navidades rodeados de nuestros seres queridos y de buen ánimo, pero sin olvidar los problemas de inflación y escasez que afectan al país", señalaron varios entrevistados por Notimex.

La escasez de bienes de primera necesidad viene afectando a los venezolanos desde que se impuso un control de cambios y precios en 2003, pero este año el desabastecimiento ha escalado hasta el 20 %, según datos del Banco Central de Venezuela (BCV). "Yo he estado dando vueltas para ver si le consigo harina o aceite a mi familia, pero no hay nada", aseguró María Velásquez, una mujer de 26 años nativa del andino estado Mérida, que trabaja como niñera para una familia en Caracas.

Velásquez detalló que la escasez está afectando a la capital del país de manera similar que a las provincias, algo que contrasta con lo sucedido en años anteriores, cuando la capital parecía inmune o al menos más resistente a este tipo de problemas.

"He estado buscando harina para pan desde octubre y como no conseguía, le pedí a cada uno de mis hijos y nietos que me trajeran un paquete hasta reunir los 5 kilos que necesitaba para hacer 150 hallacas", comenta aliviada tras haber completado la misión.

González recorrió mercados populares adscritos al Gobierno, cadenas privadas de supermercados, y cuanta feria navideña se tropezó por la calle.

Las hojas de plátano que se usan para envolver las hallacas –una especie de tamal hecho con harina precocida de maíz que contiene un guiso de carne acompañado por cebolla, pimentón, pasas, aceitunas, trozos de gallina, cochino, alcaparras y encurtidos– le costaron el doble que el año pasado.

Asegura que compró los ingredientes poco a poco, siempre a la caza de ofertas para sortear el incremento de los precios. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación