Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senador de EE. UU. presiona para imponer sanciones a funcionarios chavistas

Desde julio, ciertos funcionarios no pueden entrar a EE. UU.

El senador republicano, Marco Rubio, es crítico del régimen del gobernante Nicolás Maduro. foto edh /internet.

El senador republicano, Marco Rubio, es crítico del régimen del gobernante Nicolás Maduro. foto edh /internet.

El senador republicano, Marco Rubio, es crítico del régimen del gobernante Nicolás Maduro. foto edh /internet.

washington. El senador republicano, Marco Rubio, insistió, ayer, al líder de la mayoría demócrata en la Cámara alta estadounidense, Harry Reid, para que presione con el fin de que se ponga a votación el proyecto de ley que impulsa y que busca imponer sanciones al régimen del gobernante Nicolás Maduro.

"Este amplio arco de abuso de los derechos humanos exige la atención del Congreso de EE. UU.", escribió Rubio en una carta dirigida al demócrata de más alto rango en el Senado.

"Usted fue citado en julio diciendo que apoya la legislación bipartidista para sancionar a los funcionarios venezolanos responsables (de violaciones a los derechos humanos), sin embargo, en estos dos meses, la desgarradora historia de violencia salvaje del Gobierno de Maduro ha empeorado, mientras que la acción del Congreso sólo se ha estancado", subrayó el legislador.

Rubio asegura en la misiva que el régimen de Maduro encontró la manera de influir en el Congreso para frenar la legislación, ya que antes del receso de agosto, el texto legislativo estuvo a punto de ser aprobado por unanimidad, pero, finalmente, surgió la objeción de la senadora demócrata por Luisiana, Mary Landrieu, que busca su cuarto mandato en las elecciones de noviembre próximo.

El senador instó a Reid a que como líder de la mayoría utilice su autoridad "para garantizar que la legislación bipartidista" siga hacia delante y haya una votación cuando se regrese a la actividad legislativa el próximo 8 de septiembre.

Tras meses de presión por parte de los congresistas, a finales del mes de julio, Estados Unidos prohibió la entrada a ciertos funcionarios del régimen venezolano presuntamente vinculados con la violación de derechos humanos, una medida aplaudida por los legisladores, pero que muchos consideraron insuficiente.

Aquellas sanciones llegaron tras el último encontronazo entre Venezuela y EE. UU. , con la puesta en libertad, en Aruba, del general venezolano Hugo Carvajal, reclamado por la Justicia estadounidense, que lo vincula al narcotráfico y a las FARC.

Su detención generó una crisis diplomática entre Venezuela y Aruba, que terminó cuando Holanda decidió ordenar la liberación del general, afirmando que este tenía inmunidad diplomática

Ayer, el diario El Universal publicó que Carvajal fue cesado de sus funciones como Cónsul General en Aruba, a través de una resolución de la Cancillería. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación