Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Senado de EE. UU. le reserva $675 millones a Triángulo Norte de C. A.

Falta todavía la aprobación del Congreso de Estados Unidos

Salvador Sánchez Cerén, Otto Pérez y Juan Orlando Hernández visitaron a Barack Obama para dialogar sobre los proyectos conjuntos en El Salvador, Guatemala y Honduras. Foto EDH / Archivo

Salvador Sánchez Cerén, Otto Pérez y Juan Orlando Hernández visitaron a Barack Obama para dialogar sobre los proyectos conjuntos en El Salvador, Guatemala y Honduras. Foto EDH /...

Salvador Sánchez Cerén, Otto Pérez y Juan Orlando Hernández visitaron a Barack Obama para dialogar sobre los proyectos conjuntos en El Salvador, Guatemala y Honduras. Foto EDH / Archivo

Aunque aún falta que se apruebe por el Congreso, el Senado de los Estados Unidos ya ha reservado $675 millones para el programa "Alianza para la Prosperidad", el cual incluye proyectos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

El comité de adjudicaciones del Senado ya asignó el presupuesto para operaciones en el exterior de Estados Unidos para el próximo ejercicio fiscal, donde este dinero estará disponible para los tres países.

"El anteproyecto para Alianza para la Prosperidad de Centroamérica incluye un monto de $675 millones, lo que representa $125 millones más que el ejercicio autorizado para 2015, pero un 32 % menos ($325 millones) que los $1,000 millones solicitados. Estos fondos irán destinados a atender las causas de la migración de niños sin sus padres de las regiones más pobres y violentas de El Salvador, Guatemala y Honduras", dice el documento colgado en el sitio web.

Pese a que la administración de Barack Obama había solicitado $1,000 millones para atender la situación de las migraciones por el clima de inseguridad en estos países, la cifra asignada por el Senado se vuelve muy importante, dado que hace algunos meses existía preocupación porque el Congreso podría rebajar los fondos a un monto destinado solo la seguridad.

"Temo que el Congreso vaya a devolvernos solo la parte de fondos para seguridad y a decir que todo lo demás no lo aprueba porque está relacionado con la construcción de esas naciones", dijo Roberta Jacobson, secretaria adjunta para el hemisferio occidental, en una conferencia en Washington, hace tan solo un mes.

"Eso es una receta para el desastre, porque no podemos centrarnos solo en la seguridad", agregó la funcionaria.

Sin embargo, aunque falta la aprobación definitiva del Congreso de Estados Unidos, esta asignación devuelve las esperanzas para el otorgamiento de los fondos.

"Estos fondos adicionales apoyarán programas para combatir la corrupción, mejorar la aplicación de la ley y reducir la pobreza en países donde el desempleo, y la violencia y corrupción derivada del tráfico de drogas está corrompiendo las frágiles instituciones democráticas", reza parte del documento de asignaciones.

Honduras celebra

El Gobierno de Honduras expresó ayer que "mira con buenos ojos la evolución positiva que están tomando los debates de congresistas en EE. UU. a fin de hacer posible el apoyo al Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica y a la lucha contra la impunidad en la región.

En un comunicado, el Gobierno dijo que "pese a conocer que las discusiones están en una fase preliminar en el Subcomité de Apropiaciones del Senado", da la bienvenida al avance de los procesos y que espera que al final los representantes de pueblo de EE. UU. "autoricen la cooperación al Triángulo Norte Centroamericano".

"Honduras saluda los avances al incorporarse al proyecto el apartado de desarrollo y apoyo económico a la Alianza para la Prosperidad, elevando la asignación a $673.5 millones en relación a los $297 millones que propone la Cámara de Representantes y que son destinados al capítulo de seguridad", añade la nota oficial.

Además, el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández reiteró que "está preparado para mostrar los adelantos sustanciales en todos los renglones que son condicionantes para la ayuda".

Shannon en gira

En la reciente gira, la semana pasada, del consejero del departamento de Estado de los Estados Unidos, Thomas Shannon, reafirmó en los tres países del triángulo norte el compromiso de los Estados Unidos con la región y la necesidad de dar respuestas democráticas a las protestas en demanda de combate a la impunidad y corrupción que han ocurrido en Guatemala y Honduras los últimos meses.

Sí fue enfático al afirmar que para el Congreso de Estados Unidos es muy importante, cuando va entregar fondos para cooperación, tener garantías de que se fortalecerá la institucionalidad y los planes serán ejecutados acorde a lo que se ha planteado.

"Nuestro Congreso es muy cuidadoso con el dinero del pueblo americano que entrega al gobierno para programas de asistencia, va a querer ver un buen plan, que se demuestre la capacidad de ejecutar y resultados", enumeró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación