Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senado de EE.UU. aprueba reforma migratoria

Los puntos espinosos del proyecto migratorio

Los inmigrantes indocumentados en EE.UU. abogan por una pronta aprobación definitiva de la reforma. foto edh/ Reuters

Los inmigrantes indocumentados en EE.UU. abogan por una pronta aprobación definitiva de la reforma. foto edh/ Reuters

Los inmigrantes indocumentados en EE.UU. abogan por una pronta aprobación definitiva de la reforma. foto edh/ Reuters

WASHINGTON. El Senado de EE.UU. aprobó ayer, por 68 votos (de 60 requeridos) contra 32, la mayor reforma migratoria desde 1986, que abre la vía para la legalización y eventual ciudadanía de 11 millones de indocumentados, tras casi un mes de debate.

Aunque para entrar en vigor, la reforma requiere que la Cámara de Representantes se pronuncie, y en ella la oposición republicana es mayoritaria, la votación de ayer en el Senado aumenta la presión a favor de un acuerdo.

Catorce senadores republicanos votaron a favor, incluido el senador por Florida, Marco Rubio, figura ascendente del partido conservador, de quien se dice que podría optar a la candidatura a la Presidencia de EE.UU. en 2016. Todos los demócratas, mayoritarios en la Cámara alta, apoyaron la propuesta legislativa.

La reforma migratoria, negociada en el Senado por el "Grupo de los ocho" —cuatro demócratas y cuatro republicanos— condiciona la legalización de los indocumentados a la seguridad fronteriza; incrementa drásticamente la vigilancia en la frontera, y establece medidas para controlar futuros flujos migratorios (Ver módulo).

Durante el debate, los partidarios de la medida reiteraron sus posturas de que esta reforma es un imperativo moral y económico para EE.UU., mientras que sus detractores, la mayoría republicanos, insistieron en que no frenará futuras oleadas de inmigrantes indocumentados, publica el diario español El Mundo.

Además indica que el éxito obtenido en el Senado ha sido laboriosamente trabajado desde hace seis meses por una coalición de legisladores demócratas y republicanos que, con el apoyo del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, han conseguido finalmente conformar una mayoría que ahora esperan reproducir en la Cámara de Representantes.

Sin embargo, el texto de la reforma ha recibido críticas, tanto de grupos de derechos humanos, que se quejan de la militarización de la frontera, como de los sectores más conservadores, que se temen la disolución del carácter y la esencia del estilo de vida estadounidense.

Los salvadoreños

Mientras tanto, el ministro salvadoreño de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, expresó ayer que se trata de "una votación histórica que abre la posibilidad de regularizar la situación a millones de migrantes que viven en Estados Unidos".

La eventual reforma migratoria beneficiaría a muchos de los 2.5 millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos, de casi tres millones que residen en el exterior, según las estimaciones oficiales.

De igual manera, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, externó su satisfacción por la aprobación. Esta "histórica legislación reconoce que los inmigrantes de hoy han venido a EEUU por las mismas razones... para lograr el sueño que nosotros damos por sentado" y para mejorar sus vidas, dijo Reid en un emotivo discurso. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación