Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senado de Colombia y de Chile exigen al régimen chavista liberar a disidentes

Ambas instancias se suman al Parlamento español para abogar por López y Ledezma.

La esposa del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, Mitzy Capriles, y la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, fueron recibidas por el presidente del Senado de Chile, Patricio Walker. foto edh / EFE

La esposa del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, Mitzy Capriles, y la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, fueron recibidas por el presidente del Senado de Chile, Patricio...

La esposa del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, Mitzy Capriles, y la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, fueron recibidas por el presidente del Senado de Chile, Patricio Walker. foto edh / EFE

BOGOTÁ/SANTIAGO. Luego de que en la pasada Cumbre de las Américas se unieran 25 expresidentes de iberoamérica para denunciar los abusos en Venezuela por parte del régimen de Nicolás Maduro contra los opositores, los Senados de Colombia y Chile, además del Congreso de España, se han sumado para pedir la liberación de líderes opositores encarcelados.

El Senado colombiano votó ayer una moción exigiendo la liberación de todos los presos políticos en Venezuela.

Por iniciativa del Centro Democrático, el Senado de Colombia "se une al de Chile y al Congreso Español al exigir la libertad a los presos políticos en Venezuela", dice el texto aprobado.

La intención del partido del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) va dirigida a pedir la libertad de Antonio Ledezma y Leopoldo López, detenidos por una presunta conspiración en contra del gobierno de Maduro.

"Solicitamos que en el marco de la liberación de los presos políticos se consolide un acuerdo de transparencia y garantías ante el próximo proceso electoral, asegurando la debida aplicación de la Carta Democrática Interamericana", dice el documento.

También exige el respeto a los derechos humanos y a las libertades de expresión, prensa y propiedad privada para que no sean "vulneradas de manera flagrante".

El texto fue aprobado por todos los partidos excepto el izquierdista Polo Democrático.

La cámara alta colombiana apeló al diálogo en Venezuela como solución una situación "que puede derivar en una crisis humanitaria en Colombia".

José Obdulio Gaviria, senador del opositor Centro Democrático, dijo a la agencia AP que no existe un precedente similar de condena a un gobierno extranjero en el Senado colombiano.

Por su parte, el senado chileno condenó la violación a los derechos humanos en Venezuela y también exigió la liberación de todos los presos políticos en ese país.

"El Senado de Chile acuerda solicitar la libertad de todos los presos políticos en Venezuela, todos aquellos que por ser representantes democráticos o por pensar distinto han sido privados de su libertad", indicó el proyecto aprobado.

El documento avalado por los legisladores establece que la situación política en Venezuela "ha derivado en una profunda crisis democrática, con un debilitamiento importante de sus instituciones y un menoscabo permanente en las condiciones de vida de su pueblo".

Tras la votación, el presidente del Senado, Patricio Walker, dijo que en Chile "no puede haber un doble estándar en materia de derechos humanos".

"Nos corresponde condenar las violaciones a los derechos humanos; estoy muy contento por el masivo respaldo a este proyecto que expresa la opinión del senado chileno sobre un problema que no podemos ignorar", agregó.

El único voto en contra fue el del senador Alejandro Navarro, quien es cercano al gobierno chavista. Navarro señaló que "no corresponde una intromisión de este tipo en las decisiones internas de un país".

Los apoyos de ambos senados se podrían considerar un efecto de la llamada Declaración de Panamá, la cual fue firmada por dos expresidentes españoles y fieros adversarios: José María Aznar y Felipe González, y por 23 exmandatarios latinoamericanos.

En ese grupo se encuentran los colombianos Andrés Pastrana, Belisario Betancur y Álvaro Uribe, los costarricenses Laura Chinchilla, Rafael Calderón, Miguel Ángel Rodríguez y Luis Alberto Monge, y el chileno Sebastián Piñera, entre otros.

Los exjefes de Estado pidieron a los presidentes de las 35 naciones reunidas en la reciente cumbre en Panamá que se interesen por buscar una solución a la crisis venezolana "que respete los principios constitucionales y las normas internacionales".

La iniciativa ha sido considerada sin precedentes por la calidad de los signatarios, quienes abogaron por la liberación de los presos políticos y la restitución de la autonomía de los poderes, de cara a las elecciones parlamentarias en Venezuela. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación