Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senado de EE. UU. aprueba la entrega de armas a rebeldes sirios

Además, yihadistas del Estado Islámico muestran un video del rehén británico John Cantlie.

John Cantlie señala que llegó a Siria en noviembre de 2012, donde fue capturado por el Estado Islámico. Foto EDH / REUTERS

John Cantlie señala que llegó a Siria en noviembre de 2012, donde fue capturado por el Estado Islámico. Foto EDH / REUTERS

John Cantlie señala que llegó a Siria en noviembre de 2012, donde fue capturado por el Estado Islámico. Foto EDH / REUTERS

WASHINGTON. El Senado de EE. UU. aprobó ayer una enmienda que amplía la autoridad del Pentágono para entrenar y armar a los rebeldes sirios en la lucha contra el Estado Islámico (EI), y da luz verde así a la autorización solicitada por el presidente Barack Obama.

Por 78 votos a favor y 22 en contra, el pleno del Senado aprobó la enmienda, que permitiría al Departamento de Defensa aumentar la entrega de armas a la oposición al régimen de Bachar al Assad y convertirla en un aliado en la ofensiva contra EI, que EE. UU. prevé extender próximamente a Siria.

Asimismo, permitirá a EE. UU. llevar a cabo operaciones de entrenamiento a los rebeldes sirios en Arabia Saudí.

El voto de ayer en el Senado, de mayoría demócrata, se produce después de que ayer la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, también respaldara la enmienda.

El senador Harry Reid, líder de la mayoría demócrata, indicó que "es importante que tengamos la capacidad para armar y entrenar a los rebeldes a la vez que desarrollamos la coalición internacional".

"Estoy cómodo en ese punto", dijo Reid tras la votación.

Aunque Obama considera que no necesita autorización del Congreso para actuar militarmente de forma directa contra el EI, sí la requiere para proporcionar armas o entrenamiento a un tercer actor, en este caso los rebeldes sirios, según lo dispuesto en el "Título 10" del Código de EE. UU.

La semana que viene, Obama presidirá una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU centrada en esos combatientes extranjeros, dado que EE. UU. y Europa están cada vez más preocupados de que aquellos que tienen pasaporte occidental puedan regresar a sus países de origen y desplegar ataques en ese territorio.

Mientras, el EI difundió ayer un video en el que el periodista británico secuestrado en Siria, John Cantlie, critica a EE. UU. y de Gran Bretaña por no negociar las liberaciones de sus ciudadanos. Con un traje naranja, Cantlie afirma que algunos gobiernos europeos sí han negociado con el EI la liberación de sus ciudadanos.

El sábado el EI publicó en internet el video de la decapitación del trabajador humanitario británico David Cawthorne Haines. Con Haines, son tres los rehenes occidentales asesinados por yihadistas. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación