Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Segunda vuelta cierra la era “K” en Argentina

Los argentinos deciden hoy en las urnas si es  Macri o Scioli quien pondrá el punto final a 12 años de kirchnerismo.

PREPARATIVOS PARA LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN ARGENTINA

Parte de las urnas electorales para las elecciones presidenciales de hoy fue distribuida por medio de Correos. | Foto por EFE

Parte de las urnas electorales para las elecciones presidenciales de hoy fue distribuida por medio de Correos.

BUENOS AIRES. Argentina celebra hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que se miden el conservador Mauricio Macri, de la alianza opositora Cambiemos, y el oficialista Daniel Scioli. El proceso pondrá fin a la llamada “era K” tras 12 años de kirchnerismo en el poder.

Favorito en las encuestas, Macri se presenta como el candidato del “desarrollismo del siglo XXI” con el aval de su gestión de ocho años al frente de la alcaldía de la ciudad de Buenos Aires y el reciente triunfo de su candidata, María Eugenia Vidal, en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país, gobernado durante cerca de 30 años por el peronismo.

Scioli, del gobernante Frente para la Victoria, acumula una larga carrera política forjada con gestiones peronistas de las más distintas tendencias y con una experiencia de dos mandatos en el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Ambos tienen mucho en común, como su origen acomodado, su paso por el mundo del deporte antes de saltar a la política y su talante moderado, aunque han desarrollado estrategias muy diferentes en su camino a la Casa Rosada, con la vista puesta en captar el voto de los indecisos, entre un 4 % y un 11 %, según distintas consultoras.

Macri, que en la primera vuelta electoral, el pasado 25 de octubre, se alzó con un 34 % de votos, apenas 3 puntos por debajo de Scioli, ha logrado en el último mes revertir la tendencia y colocarse a la cabeza de todos los sondeos con una innovadora campaña basada en el mensaje del cambio, en el contacto personal y las redes sociales.

Enredado entre las promesas de continuidad y el cambio que demanda buena parte de la sociedad argentina, Scioli ha tenido que enfrentar además el “fuego amigo” del kirchnerismo y de un peronismo dividido y sacudido por la derrota en la provincia de Buenos Aires, su tradicional bastión electoral.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación