Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Seguirán ataques hasta destruir túneles de Hamás

ONU pide alto el fuego inmediato y sin condiciones en Gaza

Un cañón de 155 mm de la artillería israelí abre fuego desde una base al sur de Israel en la Franja de Gaza. foto edh / efe

Un cañón de 155 mm de la artillería israelí abre fuego desde una base al sur de Israel en la Franja de Gaza. foto edh / efe

Un cañón de 155 mm de la artillería israelí abre fuego desde una base al sur de Israel en la Franja de Gaza. foto edh / efe

JERUSALÉN. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, afirmó ayer que la operación militar en la franja de Gaza no concluirá hasta que sean desmantelados los túneles cavados por los grupos armados palestinos con el objetivo de atacar blancos israelíes.

En una comparecencia en el Ministerio israelí de Defensa, Netanyahu dijo que la "neutralización de los túneles terroristas" es uno de los objetivos fundamentales de la actual ofensiva que dura 21 días, y que no terminará hasta que se haya completado.

"No concluiremos nuestra misión ni la operación sin los túneles", declaró antes de subrayar que "evitar el terrorismo a través de los túneles debe ser parte de toda solución" al actual conflicto bélico.

Netanyahu aseguró que la operación continuará y se extenderá en el tiempo, y que se desarrollará "de forma calculada hasta que concluya la misión de defender a nuestros ciudadanos, nuestros soldados y nuestro territorio".

En medio de los llamamientos de la ONU y EE. UU. para que las partes se avengan a un alto el fuego inmediato e incondicional, el jefe del Gobierno israelí señaló que la comunidad internacional debe incluir en la solución el desarme de Gaza.

"En lugar de permitir que entren fondos en Gaza para que vayan a parar a las manos de Hamás y el cemento para la construcción se emplee sin límites para construir túneles, esto debe ser controlado y esta cuestión seriamente atendida", añadió.

Insistió una vez más en que el grupo islamista ha rechazado todas las propuestas para un alto el fuego, y que ataca tanto a civiles israelíes como a palestinos de los que se aprovecha.

Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió un cese el fuego humanitario, inmediato e incondicional en la Franja de Gaza.

"Repito mi llamamiento a Israel y a todas las partes a asegurar la seguridad de estos emplazamientos", señaló, al tiempo que urgió a determinar la responsabilidad del ataque perpetrado contra una escuela de la UNRWA en Beit Janún, en el norte de Gaza, y a asegurar que quienes lo cometieron respondan por ese "indignante crimen".

Ban, que también condenó los ataques de Hamás contra territorio israelí, pidió a las dos partes una nueva pausa humanitaria durante otras 24 horas, una iniciativa por la que aseguró que ambas han mostrado un interés "serio", pero sobre la que aún no hay acuerdo.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció "la tendencia continuada" de atacar con artillería las instalaciones, vehículos y personal médico en Gaza. El brazo sanitario de la ONU recordó en un comunicado a las dos partes en conflicto su "obligación legal y ética" bajo la ley humanitaria internacional de proteger los servicios médicos.

"Para poder salvar vidas es esencial que los trabajadores de salud actúen sin miedo a ser atacados", recalcó.

Cuatro hospitales del territorio palestino han sufrido daños desde el inicio de la ofensiva militar israelí en Gaza el pasado 8 de julio.

Además, 12 clínicas, diez ambulancias, un centro especializado para personas discapacitadas y dos estaciones de desalinización del agua han quedado destrozados, según el recuento que la OMS hizo hasta el pasado viernes.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación