Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

México

Sean Penn y Kate del Castillo utilizados para localizar al Chapo Guzmán

El actor estadounidense entrevistó al narco en 2015 y la actriz mexicana fue mediadora en la cita. Las autoridades mexicana quieren interrogarlos

El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán (der) en una entrevista con el actor y director estadounidense Sean Penn, para la revista Rolling Stone, antes de su captura.

El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán (der) en una entrevista con el actor y director estadounidense Sean Penn, para la revista Rolling Stone, antes de su captura.  | Foto por Internet

El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán (der) en una entrevista con el actor y director estadounidense Sean Penn, para la revista Rolling Stone, antes de su captura.

MÉXICO. La captura del capo de la droga Joaquín El Chapo Guzmán dio un inesperado giro de película cuando un funcionario federal aseguró que las fuerzas de seguridad habían localizado al narcotraficante más buscado del mundo gracias a una entrevista secreta con el actor estadounidense Sean Penn.

La entrevista de Sean Penn con El Chapo Guzmán, que escapó dos veces de prisiones mexicanas de máxima seguridad, apareció el sábado por la tarde en el sitio web de la revista Rolling Stone. La entrevista se habría realizado en un lugar no revelado de México a finales de 2015, varios meses antes de que Guzmán fuera recapturado el viernes en Los Mochis, Sinaloa después de seis meses prófugo.

Un funcionario federal que pidió guardar el anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones públicas sobre el caso, aseguró el sábado a Associated Press que fue la entrevista de Sean Penn lo que llevó a las autoridades hasta Guzmán en una zona rural del estado de Durango el pasado octubre.

Las autoridades decidieron no abrir fuego en esa ocasión porque Guzmán estaba con dos mujeres y una niña. En esa ocasión pudo escapar, pero las fuerzas de seguridad pudieron rastrearle después hasta una casa en Los Mochis, donde efectivos de la Marina mexicana lo capturaron tras un tiroteo en el que murieron cinco personas.

La cita entre el Penn y Guzmán se produjo Durango en una zona serrana colindante con su natal Sinaloa, agregó el funcionario.

La procuradora general de México, Arely Gómez, dijo el viernes que el contacto de Guzmán con actores y productores para una posible película biográfica ayudó a las autoridades a seguir la pista y capturar al narcotraficante más buscado del mundo.

Fuentes gubernamentales de México le confirmaron al medio ABC News que Sean Penn y Kate del Castillo, la actriz mexicana que según la nota publicada ayudó a organizar la reunión, estarían bajo la mirada de la Justicia por su encuentro con El Chapo.

El diario El Universal, de México, informó también que autoridades de EE.UU. realizan una investigación en torno a Kate del Castillo por posible obstrucción a la justicia y conspiración, al descubrirse esta relación.

La fecha de la visita, según  Penn, fue el 2 de octubre de 2015, pocos meses después que el jefe del cártel de Sinaloa se fugó de la prisión, el 11 de julio de ese año, y mientras era buscado por las autoridades mexicanas.

La entrevista para la revista Rolling Stone se llevó a cabo durante una reunión de 7 horas, y en contactos telefónicos y por video, en la que el actor mencionó que Castillo, que protagonizó a una narcotraficante en la telenovela “La Reina del Sur”, estaba en gestiones con El Chapo desde antes de su última fuga en 2014 para hacer una película y que ella fue el enlace para que él pudiera hacer el reportaje.

Rolling Stones titula su nota “El Chapo speaks” (El Chapo habla) y relata. 

“Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquiera en el mundo”, dijo entre tragos de tequila a Penn en una sorprendente admisión sobre el tamaño de su negocio ilegal. “Tengo una flota de submarinos, aviones, camionetas y barcos”, agregó.

Cuando se le pregunta si es responsable de las altas tasas drogadicción, responde: “No, eso es falso. El día que yo no exista, no va a mermar lo que es nada el tráfico de drogas”.

Según un expediente de la Procuraduría General de la República (PGR), los abogados de El Chapo contactaron a Kate del Castillo mientras él aún se encontraba preso en la cárcel de Altiplano.

La finalidad era que la artista se convirtiera en la productora de la película autobiográfica y de un libro que narraría su vida, así como ella fuera la intermediaria entre cineastas y actores reconocidos.

La actriz ha sido asociada a El Chapo desde enero de 2012, cuando a través de Twitter expresó su desconfianza en el gobierno mexicano y dijo confiar más en el capo. En ese momento, ella le propuso “traficar con el bien”.

Penn llegó a México el 2 de octubre por la noche, desde Los Ángeles. Primero había aterrizado en una ciudad central de México que no identificó, y desde allí tomó una avioneta en compañía de Kate del Castillo.

Después se trasladaron hacia un campamento remoto en varios vehículos, uno de ellos conducido por el hijo de El Chapo, Alfredo Guzmán, y llegaron a pasar por un control militar sin que tuvieran problemas, según el relato de Sean Penn.

En el texto firmado por Penn se lee además que cuando finalmente ocurre el encuentro, El Chapo recibe a Kate del Castillo como “una hija que regresa de la universidad”, mientras que a Penn le ofrece la mano, y luego lo acerca para darle un abrazo de “compadre”. El actor escribe que el capo habla en un español que es muy rápido. Kate es la traductora.

Penn pidió tomarse una foto en la que se le viera estrechando la mano de Guzmán para demostrar a sus editores que de verdad le había visto. En el sofá frente a él había un fusil M16, afirmó el actor.

Varios días después la zona fue objeto de una intensa búsqueda por parte de las autoridades mexicanas, lo que, según el actor, impidió un segundo encuentro formal y, de hecho, enfrió los contactos con los intermediarios.

Penn llegó a estar en México esperando ese segundo contacto, pero nunca se llevó a cabo, y regresó a Los Ángeles.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, reaccionó en declaraciones a la cadena CNN a la entrevista de Penn con El Chapo.

“Esta llamada ‘entrevista’ plantea muchas dudas muy interesantes, tanto para él (Penn) como para otros implicados en esto. Así que ya veremos qué ocurre con eso. No voy a adelantarme a los acontecimientos”, dijo McDonough. Sobre el contenido de la entrevista, afirmó que “esa fanfarronería (de El Chapo) sobre cuánta heroína manda a todo el mundo, incluidos EE.UU., es exasperante”.   

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación