Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Santos rechaza condiciones de FARC para tregua

El presidente de Colombia critica condiciones de los terroristas sobre el cese el fuego unilateral

Juan Manuel Santos, gobernante de Colombia, dijo que continuarán operaciones militares.

Juan Manuel Santos, gobernante de Colombia, dijo que continuarán operaciones militares.

Juan Manuel Santos, gobernante de Colombia, dijo que continuarán operaciones militares.

BOGOTÁ. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó ayer que el gobierno no renunciará a su deber constitucional de garantizar la seguridad de sus ciudadanos, al rechazar las condiciones del cese el fuego unilateral e indefinido que planteó las FARC.

"Por ningún motivo vamos a renunciar ni a hacer excepciones en el cumplimiento de esa obligación", manifestó el presidente en un acto celebrado en la ciudad de Quibdó, capital del departamento del Chocó.

Subrayó que "ni el presidente ni ningún miembro de las Fuerzas Armadas puede dejar de cumplir la Constitución ni las leyes de Colombia", entre las que se encuentran "la obligación de defender la seguridad y las libertades" en cada rincón del país.

El mandatario comparó la exigencia de las FARC, de que para la continuidad del cese el fuego no debe haber ataques por parte de la fuerza pública, con el regalo de una rosa "pero cuando la abrimos hay un tallo lleno de espinas".

El mandatario señaló que valora "el gesto del cese al fuego unilateral e indefinido", anunciado el miércoles en La Habana y que entrará en vigor mañana, si bien subrayó que no puede aceptar las condiciones impuestas por las FARC, como la de la verificación internacional.

"La verificación que están pidiendo la podemos comenzar a discutir cuando lleguemos al punto que ya está prácticamente en la mesa", referente a fin del conflicto, que será abordado una vez concluya el actual, sobre víctimas.

Según el presidente, el Gobierno va a "analizar muy bien el avance y cumplimiento de este cese al fuego" que consideró "un buen paso inicial que debe completarse y complementarse con otros gestos de paz".

En este sentido reclamó a los terroristas "gestos de confianza" para continuar avanzando "en la dirección correcta".

Este es el quinto cese el fuego unilateral decretado por las FARC desde el comienzo de estos diálogos.

El gobierno se ha negado a secundar esas iniciativas con el argumento de que en anteriores procesos esa fuerza utilizó las treguas para fortalecerse política y militarmente. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación