Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Santos: Liberación de general está en marcha

Medios locales creen que operación podría ser fin de semana

La Policía Nacional de Colombia realizaba controles de seguridad ayer en Quibdó (Colombia). Foto EDH /EFE

La Policía Nacional de Colombia realizaba controles de seguridad ayer en Quibdó (Colombia). Foto EDH /EFE

La Policía Nacional de Colombia realizaba controles de seguridad ayer en Quibdó (Colombia). Foto EDH /EFE

BOGOTÁ. El presidente Juan Manuel Santos aseguró que el proceso para la liberación del general del ejército Rubén Alzate y de cuatro personas más en poder de las FARC está en marcha y reiteró que apenas regresen se reactivará el proceso de paz con ese grupo guerrillero.

"Apenas aparezcan libres los secuestrados que están en manos de las FARC... voy a dar las instrucciones para que los negociadores regresen a La Habana y continúen las negociaciones para culminar el proceso a la mayor brevedad posible".

Alzate, un suboficial y una abogada fueron retenidos el domingo pasado por las FARC en el departamento de Chocó, en el oeste del país.

El miércoles por la noche, desde La Habana, los voceros de los países garantes del diálogo de paz entre el gobierno colombiano y el grupo rebelde, Cuba y Noruega, anunciaron que Alzate, tres militares y una abogada serían puestos en libertad a la mayor brevedad después que las partes llegaran a un acuerdo.

En Chocó la espera se tornó tensa ayer conforme pasaban las horas y muchos esperaban la retirada gradual de los efectivos militares desplazados, unos 500 soldados que tenían la orden de buscar a los retenidos "hasta que sea necesario".

A Quibdó, capital del departamento Chocó, llegaron infinidad de periodistas a la espera de la llegada de miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que podrían aparecer en cualquier momento. En una base militar cercana y de acceso muy restringido despegaron y aterrizaron aeronaves militares a lo largo de todo el día.

Las FARC indicaron desde La Habana que tenían constancia de que el operativo militar en Quibdó persistía, y que mientras no se retiraran las tropas no se produciría la entrega, pues quieren tener la máxima garantía de seguridad para los guerrilleros que están con los secuestrados.

Y autoridades colombianas dijeron ayer que el clima en la región donde las FARC retuvieron al general Alzate y a otras cuatro personas no es el mejor, por lo que su liberación podría complicarse a corto plazo, ya que se prevén lluvias durante el fin de semana que dificulten la aeronavegación.

Mientras, el país espera en silencio a que se concrete una operación que, según medios colombianos, tendría su desenlace en algún momento del fin de semana.

Al secuestrado le pedirán explicación en Congreso

Entre tanto, el Congreso colombiano pedirá explicaciones al general Rubén Darío Alzate y a la cúpula militar luego de su liberación por parte de la guerrilla, confirmó ayer el presidente del Senado, José David Name.

El funcionario aludió al papel que jugaba el militar el pasado domingo en una selvática región del norte de Colombia cuando fue retenido y el hecho de que viajara de civil en una misión desconocida por sus superiores y sin escolta. "En algún momento (Alzate) tendrá que dar una explicación", aseguró Name. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación