Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sanders y Trump se perfilan para ganar en Nueva Hampshire

Según las encuestas, el demócrata saca 17% de ventaja a Hillary Clinton y el republicano tiene 31% sobre sus perseguidores

Donald Trump

Para Donald Trump, la gran sorpresa de la campaña hasta el momento, se trata de borrar la derrota sufrida en Iowa, donde las encuestas lo daban como vencedor.  | Foto por Agencia EFE

Para Donald Trump, la gran sorpresa de la campaña hasta el momento, se trata de borrar la derrota sufrida en Iowa, donde las encuestas lo daban como vencedor. 

ESTADOS UNIDOS. El demócrata Bernie Sanders y el republicano Donald Trump, aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, se perfilan como los favoritos para triunfar hoy en las elecciones primarias del estado de Nueva Hampshire, según las encuestas.

En un promedio de 10 de las principales encuestas estatales de Nueva Hampshire, tanto Sanders como Trump mantienen una ventaja que han ostentado durante semanas y que les permitiría, en teoría, alzarse con el triunfo en las primarias programadas para el martes 9 de febrero.

Sanders ostenta una ventaja de 56% contra 39% de su rival de partido, Hillary Clinton, luego de que desde principios de diciembre el senador de Vermont comenzara en un promedio de sondeos a superar a la exsecretaria de Estado.

La cómoda ventaja de Sanders apunta al entusiasmo sorpresivo que la campaña del senador de 74 años ha logrado despertar entre los jóvenes universitarios en Estados Unidos con sus promesas para reducir la desigualdad y acotar el poder de la industria financiera en el país.

Asimismo, analistas han apuntado que Sanders tiene una ventaja natural en Nueva Hampshire debido a que ha ejercido desde principios de la década de 1990 cargos en el Congreso en representación del estado vecino de Vermont.

Así, los habitantes de Nueva Hampshire están plenamente familiarizados con el precandidato presidencial que ha representado por tanto años al estado aledaño. En elecciones primarias, los estados contiguos al lugar de origen del candidato suelen votar por sus vecinos.

Las encuestas, sin embargo, son un método imperfecto de predicción. El ahora presidente Barack Obama mantenía una ventaja en las encuestas rumbos a las elecciones de Nueva Hampshire de 2008 y terminó derrotado por Hillary Clinton.

En el campo republicano, Trump aventaja con 31% a su más cercano rival republicano en Nueva Hampshire, Marco Rubio, con 16 puntos porcentuales; seguidos por el exgobernador John Kasich y el senador Ted Cruz, con 12% y 11%, en forma respectiva.

La amplia ventaja de Trump ha sido construida sobre la inusual popularidad del candidato más populista que haya visto la política de Estados Unidos en muchas décadas, con un discurso que apela a los votantes blancos de la clase trabajadora.

De acuerdo con analistas, el atractivo de Trump se ha basado igualmente en que éste se presenta como un candidato sin vínculos con el poder político tradicional de Washington, que no requiere dinero de intereses privados y que se atreve a decir lo que piensa, sin matices diplomáticos.

Tantas pasiones despierta Trump en Nuevo Hampshire que el encargado de una tienda de tatuajes de Manchester ha decidido ofrecer a cualquiera que se acerque a su establecimiento un tatuaje gratis con la cara del magnate o con su lema: “Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo”. 

En cualquier caso, los sondeos también han sido una inexacta manera de predecir los resultados del campo republicano.

De acuerdo con los principales sondeos de Iowa, estado en que se celebraron las primeras elecciones primarias del actual ciclo electoral, Trump se alzaba con una cómoda ventaja y terminó perdiendo contra el senador Ted Cruz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación