Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un salvadoreño entre los 10 ciberfugitivos más buscados por el FBI

El salvadoreño estaba a cargo de una web que ofrecía a los clientes una manera de "pescar a su amante infiel" 

Internet

Un ciudadano salvadoreño se encuentra en la lista de los diez fugitivos más buscados por las autoridades federales en Estados Unidos por delitos informáticos. 

El hombre, identificado como Carlos Enrique Pérez Melara, de 35 años, está acusado de interceptar las comunicaciones privadas de cientos o incluso miles de víctimas, según el FBI. 

Pérez Melara estaba a cargo de una web que ofrecía a los clientes una manera de "pescar a su amante infiel" mediante un programa espía disfrazado de tarjeta electrónica de felicitación. 

Salvadoreño Pérez Melara buscado por el FBI

El programa enviaba periódicamente correos electrónicos a los clientes con las comunicaciones privadas de las víctimas, desde contraseñas hasta listas de los sitios web visitados. 

Pérez Melara llegó a Estados Unidos con una visa de turista y luego obtuvo una visa de estudiante para cursos universitarios en San Diego (California). 

Las autoridades buscan al acusado desde julio de 2005, cuando se giró una orden de aprehensión en su contra en California tras ser acusados de varios delitos informáticos. 

El FBI ofrece una recompensa de hasta 50,000 dólares por información que conduzca directamente al arresto y la condena de Pérez Melara. 
La lista de los ciberfugitivos más buscados está encabezada por un ciudadano ruso, identificado como Evgeniy Mikhailovich Bogachev, por el que se ofrece una recompensa de 3 millones de dólares. 

Bogachev, de 32 años, está acusado de interceptar los datos bancarios de cientos de miles de personas a través de un software espía a los que habría robado más de 100 millones de dólares. 

En la lista del FBI aparecen también cuatro ciudadanos chinos, un rumano, un letón y un estadounidense.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación