Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rusia envía plan a EE.UU. para que Siria entregue arsenal

Jefes de la diplomacia de ambos países se reúnen hoy en Ginebra para discutirlo En la UE y algunos republicanos esperan no sea táctica dilatoria del régimen sirio

John Kerry (a la izquierda) y Serguei Lavrov (a la derecha) se reunirán hoy en Ginebra para tratar el plan ruso sobre Siria. foto edh /archivo

John Kerry (a la izquierda) y Serguei Lavrov (a la derecha) se reunirán hoy en Ginebra para tratar el plan ruso sobre Siria. foto edh /archivo

John Kerry (a la izquierda) y Serguei Lavrov (a la derecha) se reunirán hoy en Ginebra para tratar el plan ruso sobre Siria. foto edh /archivo

MOSCÚ. Rusia envió a Estados Unidos su plan para poner bajo control internacional el armamento químico sirio, cuyo contenido será discutido hoy en Ginebra, informó la agencia de noticias Interfax citando una fuente rusa.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien se encontrará con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, hoy en Ginebra, anunció que estaba a la espera de que Lavrov le enviara las propuestas de Moscú para ser analizadas.

"La parte rusa ya ha entregado a EE.UU. el plan para la realización de la iniciativa de control internacional de las armas químicas sirias", dijo una fuente oficial a la agencia Interfax.

La fuente añadió que Moscú espera que ese plan sea tratado durante la reunión que Lavrov mantendrá con Kerry.

Lavrov aseguró la víspera que Moscú y Damasco ya trabajan en un "plan concreto, claro y eficaz" para poner bajo control internacional las armas químicas sirias.

Y Siria ha aceptado la propuesta de Rusia, incluso dijo estar dispuesto a suscribir la Convención Internacional para la Prohibición de Armas Químicas con el fin de proceder a su destrucción.

El propósito de Damasco es "dejar sin argumentos la agresión norteamericana" con un ataque militar.

Kerry subrayó que el plan ruso para la destrucción del arsenal químico sirio debe ser "vinculante" e implicar "consecuencias" en caso de que Siria no lo cumpla.

Y el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer en el Pentágono, en un acto en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que la fuerza militar "es necesaria", pero por sí sola "no basta ni es lo que buscamos".

Mientras, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, pidió aprovechar la oportunidad creada por la propuesta rusa de que Siria ceda el control de sus armas químicas para ir más allá y procurar una solución negociada al conflicto.

"Es muy importante aprovechar este impulso y utilizarlo", dijo Ashton ante el Parlamento Europeo (PE), subrayando que por primera vez desde que comenzó el conflicto sirio, la comunidad internacional ha encontrado un punto de unión.

Una "táctica dilatoria"

Respecto al plan concreto para que Siria entregue sus armas químicas, Ashton aseguró que es necesario estudiarlo "cuidadosamente" y asegurarse de que el "régimen sirio no solo dice que acepta la acción internacional, sino que lo hace rápido, integralmente y sin condiciones".

La jefa de la diplomacia europea, respondiendo a las preguntas de los eurodiputados, subrayó que espera claridad sobre el plan en las próximas horas para garantizar que no se trata de una táctica de Damasco para ganar tiempo.

En esa misma línea, el influyente senador estadounidense John McCain calificó de táctica dilatoria la propuesta rusa para que el régimen de Bashar Al Assad ceda el control de su arsenal químico a la comunidad internacional y dijo que los rebeldes sirios sienten que EE.UU. les está abandonando.

La "masacre" en Siria "continúa", dijo McCain en un desayuno organizado por The Wall Street Journal al expresar su escepticismo acerca de que los últimos esfuerzos diplomáticos por resolver la crisis siria tengan éxito.

Según McCain, quien fue el candidato presidencial republicano en 2008, el régimen sirio está aprovechando esta pausa diplomática para seguir con su ofensiva, mientras que Rusia ha reanudado los envíos de armas a Damasco.

El senador republicano enfatizó que "ni una sola arma estadounidense ha llegado a las manos" de los rebeldes, en tanto que "un avión cargado de armas" aterriza en Siria cada día procedente de Rusia y de Irán.

De hecho, la agencia noticiosa AP reporta que las fuerzas de la oposición siria se sienten abandonadas y más divididas que nunca debido a la decisión de Obama de buscar una solución diplomática a la guerra civil en Siria.

"Estamos solos", dijo por Skype el combatiente opositor Mohammad Joud, desde la destruida ciudad norteña de Alepo.

También el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, señaló ayer que la propuesta rusa de poner el arsenal químico bajo control internacional debe examinarse, pero previno de que "no debe servir de escapatoria" e insistió en que para lograr una solución política hay que mantener la firmeza.

En un discurso pronunciado en el Instituto de Ciencias Políticas de París, Fabius hizo notar el cambio de posición de Moscú con su proposición de que el régimen de Bashar Al Assad ponga en manos de la ONU sus armas químicas, cuando hasta ahora "incluso negaba la existencia de un problema con el arsenal químico".

Teniendo en cuenta ese giro, consideró que es una alternativa "que no debe servir de escapatoria", y que hay que examinar "y al mismo tiempo controlar y verificar".

En esa línea, avanzó que Francia actuará "sin ingenuidad" y que quiere que la resolución que espera que se adopte en el Consejo de Seguridad de la ONU establezca que "si no se cumple, habrá sanciones". Y remarcó que si se quiere una solución política, "habrá que seguir firmes". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación