Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rusia aumenta presencia en Crimea con visita del primer ministro

Medvedev acudió este lunes a la península y anunció planes para transformarla en una zona económica especial, después de que EE.UU. calificara de 'ilegales e ilegitimas' las acciones en la región

El primer ministro, Dmitry Medvedev, en la ciudad de Simferopol, Crimea. Foto Reuters

El primer ministro, Dmitry Medvedev, en la ciudad de Simferopol, Crimea. Foto Reuters

El primer ministro, Dmitry Medvedev, en la ciudad de Simferopol, Crimea. Foto Reuters

El primer ministro, Dmitry Medvedev, hizo alarde el lunes del control de Rusia sobre Crimea al volar hasta la región y anunciar planes para convertirla en una zona económica especial, desafiando las peticiones de Occidente para devolver la zona a Ucrania.

Medvedev llevó consigo a varios funcionarios del Gobierno a la visita de más alto nivel a Crimea desde que el presidente Vladimir Putin firmó una ley para incorporarla a Rusia el 21 de marzo.

"(Estoy) en Simferopol", dijo Medvedev en su cuenta de Twitter, luego de que su avión aterrizó en la principal ciudad de la región. "El Gobierno va a discutir hoy el desarrollo de Crimea aquí", agregó.

Es probable que la visita irrite a Kiev y a los gobiernos occidentales que acusan a Moscú de apoderarse ilegalmente de Crimea, después de que la región votó a favor de unirse a Rusia en un referéndum que describieron como una farsa.

La rápida anexión de Crimea por parte de Rusia, que siguió a la destitución del aliado de Moscú Viktor Yanukovich como presidente a finales de febrero, ha provocado la mayor crisis en las relaciones este y oeste desde la Guerra Fría.

Medvedev llegó a Simferopol horas después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se reuniera con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en París la noche del domingo, y reiterara que Washington considera las acciones de Rusia en Crimea como "ilegales e ilegítimas".

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a funcionarios rusos, legisladores y aliados de Putin en Crimea. Y amenazan con medidas más amplias si Rusia, que tiene fuerzas concentradas cerca de la frontera oriental de Ucrania, busca tomar más territorio.

En declaraciones que dejaron en claro que Rusia no planea devolver Crimea, Medvedev detalló medidas para incrementar salarios de unos 140.000 trabajadores estatales, elevar las jubilaciones, convertir a la región en un centro turístico, proteger los vínculos energéticos con la península y mejorar su caminería, líneas férreas y aeropuertos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación