Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rousseff pide investigar con "rigor" caso Petrobras

Miles protestan contra la presidenta Dilma y el partido en el gobierno

Cientos de personas realizaron una protesta ayer en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad de Sao Paulo, para pedir la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. foto EDH / EFE

Cientos de personas realizaron una protesta ayer en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad de Sao Paulo, para pedir la destitución de la presidenta Dilma Rousseff....

Cientos de personas realizaron una protesta ayer en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad de Sao Paulo, para pedir la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. foto EDH / EFE

BRASILIA. Miles de personas realizaron ayer protestas en varias ciudades de Brasil en contra del Gobierno, de la corrupción y en demanda de un proceso de destitución contra la presidenta, Dilma Rousseff.

La manifestación más numerosa ocurrió en Sao Paulo, donde se concentraron cerca de 10,000 personas en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad, según cálculos de la Policía Militarizada.

Parte de los manifestantes demandaron en Sao Paulo una "intervención militar" para sacar al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff del Gobierno.

En Río de Janeiro un centenar de personas se congregó en la Avenida Atlántica, que bordea la playa de Copacabana, liderados por el diputado derechista Jair Bolsonaro.

En las manifestaciones se corearon consignas contra el PT, que fue directamente responsabilizado por el escándalo de corrupción de grandes proporciones que la Policía está investigando en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

Horas antes, el ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, afirmó que la presidenta Dilma Rousseff ha pedido una investigación "rigurosa", "transparente" y "objetiva" del escándalo de corrupción en Petrobras.

"El Gobierno ha dado todo el apoyo y lo continuará dándolo. Hay un compromiso claro del Gobierno para que todo sea aclarado le duela a quien duela", dijo Cardozo en una rueda de prensa, ofrecida un día después de una gran operación de la Policía Federal, que supuso el arresto de altos ejecutivos de Petrobras y siete constructoras.

El viernes fueron arrestados 19 personas por este caso, entre ellos el exdirector de Servicios de Petrobras, Renato Duque, y los presidentes de tres de las mayores constructoras de Brasil: José Aldemario Pinheiro Filho, de OAS; Ildefonso Colares Filho, de Queiroz Galvao, y Dalton dos Santos Avancini, de Camargo Correa.

Rousseff, quien se encuentra en Australia en la cumbre del G20, no ha hecho ningún comentario público acerca de los arrestos del viernes.

Según la Fiscalía, la red de corrupción movió en los últimos años unos 10,000 millones de reales (unos 3,850 millones de dólares) en sobrefacturación de obras y contratos de Petrobras, unos fondos con los que se sospecha se pagaban coimas regulares a legisladores y partidos políticos.

El ministro rechazó "vehementemente" las "insinuaciones" de que el Gobierno esté tratando de obstruir las investigaciones y repudió los "intentos de politización" del caso.

"Repudiamos los intentos de construir una tercera vuelta electoral", afirmó el ministro, en alusión a las elecciones del pasado octubre, en las que Rousseff ganó un segundo mandato. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación