Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se rompe cese al fuego entre las FARC y el gobierno colombiano

En un comunicado publicado en redes sociales las FARC dijeron que la suspensión se da luego de que 26 de sus rebeldes murieran en un ataque contra uno de sus campamentos.

Las FARC liberan en el sur de Colombia a militar que tenían secuestrado

Las FARC anunciaron el viernes la suspensión del cese unilateral e indefinido al fuego que habían decretado en diciembre luego de que 26 de sus rebeldes murieran en un ataque de la fuerza pública contra uno de sus campamentos en el suroeste colombiano.

En un comunicado hecho público en las redes sociales, las FARC dijeron que "no estaba en nuestra perspectiva la suspensión de la determinación del cese al fuego unilateral e indefinido proclamado el 20 de diciembre de 2014... pero la incoherencia del gobierno (del presidente Juan Manuel) Santos lo ha logrado".

De todos modos, advirtieron que mantendrán el proceso de paz con la administración de Santos que llevan adelante en Cuba desde fines de 2012.

Sin embargo, una conferencia para dialogar sobre un acuerdo de desminado conjunto en La Habana previsto para el viernes fue suspendido por las partes sin más explicaciones y las delegaciones no se mostraron a la prensa como suelen hacerlo ante de ingresar a la sala en la que mantienen sus encuentros.

Minutos antes, el jefe de Estado había informado que 26 guerrilleros habían muerto en un ataque a un campamento rebelde en una zona rural del municipio de Guapi, en el departamento de Cauca y a 470 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Según dijo, el frente guerrillero atacado fue el mismo que el 15 de abril asesinó a 10 militares, también en Cauca.

"Desde el día que se iniciaron las conversaciones de La Habana he sido claro... en que las operaciones de nuestras Fuerzas Armadas contra la subversión no se detendrían y no se detendrán, que nadie se llame a engaños", enfatizó el mandatario acompañado de toda la cúpula militar y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Según Santos, "ya la guerrilla estará pensando en acciones de retaliación, pero es justamente ese espiral de violencia, odio, venganza... el que tenemos que parar y transformar en un espiral de perdón y reconciliación".

La de Guapi, insistió, fue acción legítima del Estado.

"18 asesinados bajo la profunda noche y en pleno sueño, con bombas de 250 kilos sin oportunidad de combatir, es un acto aleve y degradante", escribió en su cuenta de Twitter el jefe guerrillero Pastor Alape. Según las primeras versiones oficiales los muertos eran 18.

En el operativo, de acuerdo con Santos, un guerrillero menor de edad fue detenido.

Las FARC tienen en sus filas a unos 7.000 rebeldes, según cifras oficiales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación