Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roban un camión con material radiactivo "peligroso" en México, dice el OIEA

El camión trasladaba cobalto-60 desde un hospital en la ciudad de Tijuana a un centro de almacenamiento de residuos

El camión fue robado en Tepojaco, cerca de Ciudad de México. FOTO EDH Archivo.

El camión fue robado en Tepojaco, cerca de Ciudad de México. FOTO EDH Archivo.

El camión fue robado en Tepojaco, cerca de Ciudad de México. FOTO EDH Archivo.

Unos ladrones robaron un camión en México que trasladaba material radiactivo peligroso destinado a tratamientos médicos, informó el miércoles el organismo de control nuclear de Naciones Unidas.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA por sus siglas en inglés) no facilitó detalles del volumen de material radiactivo cobalto-60 que había en el camión en el momento del robo.

Potencialmente, el cobalto-60 puede usarse para fabricar las denominadas "bombas sucias", en las que se usan explosivos convencionales para dispersar radiación. Pero el OIEA no mencionó ese hecho en su comunicado.

La agencia dijo que había sido informada por autoridades mexicanas de que el camión, que trasladaba cobalto-60 desde un hospital en la ciudad de Tijuana a un centro de almacenamiento de residuos, fue robado en Tepojaco, cerca de Ciudad de México, el lunes.

"En el momento en el que el camión fue robado, la fuente (radiactiva) estaba apropiadamente aislada. Sin embargo, la fuente podría ser extremadamente peligrosa para una persona si se la saca de la protección, o si fue dañada", decía el comunicado.

El OIEA ofreció su colaboración a las autoridades mexicanas, que dijeron que estaban buscando el material y alertaron al público.

Cada año, se denuncian a la agencia más de 100 incidentes de robos y de otras actividades no autorizadas con material nuclear y radiactivo.

Debido a que el material radiactivo es considerado relativamente fácil de conseguir, los expertos dicen que una bomba sucia es una amenaza más probable que una bomba nuclear para un eventual ataque de grupos militantes.

"Materiales como el cobalto-60, pueden ser usados junto con explosivos convencionales para fabricar las denominadas 'bombas sucias'", dijo el director del OIEA, Yukiya Amano, durante una cumbre de seguridad en 2012.

"Una bomba sucia detonada en una gran ciudad podría causar pánico masivo, además de consecuencias económicas y ambientales graves", dijo Amano, según una copia de su presentación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación