Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rey Juan Carlos de España renuncia al trono

EL CONGRESO tiene previsto que la proclamación de Felipe VI tenga lugar en el hemiciclo a partir del 16 de junioEl rey explicó que desde que cumplió 76 años, el pasado mes de enero, empezó a preparar su sucesión

Don Juan Carlos (izq.) firma el documento de su abdicación que ha entregado al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. foto edh / efe

Don Juan Carlos (izq.) firma el documento de su abdicación que ha entregado al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. foto edh / efe

Don Juan Carlos (izq.) firma el documento de su abdicación que ha entregado al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. foto edh / efe

El rey Juan Carlos I anunció ayer su abdicación en su hijo el príncipe Felipe para dar paso a "una nueva etapa de esperanza", tras un reinado de 39 años que se recordará como un periodo de democratización y libertades en España.

El monarca anunció su decisión en un mensaje dirigido a los españoles, emitido en directo por los canales de televisión y radio, en el que se mostró cercano y en el que afirmó sentirse orgulloso de los españoles por los logros conseguidos y les expresó su gratitud por el apoyo que le ofrecieron.

Con su renuncia, el rey dijo que quiere "abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación".

"Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando", dijo el rey.

"Mi hijo Felipe, heredero de la Corona, encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica", declaró el rey en su mensaje, en el que subrayó que su sucesor "tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado".

Felipe, de 46 años y todavía príncipe de Asturias, será el próximo monarca y reinará como Felipe VI junto a su esposa Letizia Ortiz.

Expresó también su gratitud a la reina Sofía por su "colaboración y generoso apoyo" y subrayó que ha querido "ser rey de todos los españoles".

El rey Juan Carlos fue un gran impulsor de las Cumbres Iberoamericanas, a las que asistió desde su lanzamiento con la única excepción de la última, celebrada en Panamá en octubre de 2013 y a la que no pudo acudir al encontrarse convaleciente de una intervención quirúrgica.

Ha tejido vínculos especiales con los gobernantes latinoamericanos, desde el cubano Fidel Castro, quien se declaró "realista" aunque no "monárquico", hasta el venezolano Hugo Chávez, a quien sin embargo mandó callar en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile en 2007.

Mientras, Felipe de Borbón es muy conocido en Latinoamérica porque desde 1996 ha acudido a 69 tomas de posesión de presidentes del continente, la última de las cuales fue este pasado fin de semana, la del salvadoreño Salvador Sánchez Cerén.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció que hoy se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario para tramitar la sucesión. La constitución establece que el Parlamento es el encargado de proclamar al nuevo rey.

La semana del 16 al 20 de junio puede ser la proclamación.

La decisión del rey sorprendió a muchos españoles pese a que la posibilidad de que abdicara había sido comentada a menudo en los últimos años por la opinión pública a raíz de sus problemas de salud, en especial las operaciones de caderas a los que se ha sometido en los últimos dos años.

El rey explicó que desde que cumplió 76 años, el pasado mes de enero, empezó a preparar su sucesión.

En los últimos meses, intensificó sus actividades, con visitas a los países del Golfo Pérsico para promover a las empresas españoles y avalar la economía de España.

La crisis económica también fue citada por el rey en su discurso, en el que reconoció que ha dejado "serias cicatrices en el tejido social pero también nos está señalando un camino de futuro cargado de esperanza".

Exigen referéndum

Mientras, los grupos de izquierda Podemos, Izquierda Unida y Equo, que en conjunto alcanzaron el 20 % en el voto europeo, instaron a la realización de un referéndum sobre la monarquía.

Miles de personas se manifestaron en más de 60 ciudades de toda España respondiendo a la convocatoria de partidos políticos izquierdistas pidiendo un referéndum para decidir si los españoles quieren mantener la monarquía o instaurar una república.

Miles de manifestantes (unas 10,000 personas según la Policía) abarrotaron la madrileña Puerta del Sol portando numerosas banderas tricolor y coreando consignas. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación