Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Revelan nexo entre policía chavista y la mafia rusa

Es un excomisario que fue mano derecha del hermano de Hugo Chávez

Norman Danilo Puerta, excomisario del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalística (CICPC). foto edh / tomada de 2001.com.ve

Norman Danilo Puerta, excomisario del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalística (CICPC). foto edh / tomada de 2001.com.ve

Norman Danilo Puerta, excomisario del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalística (CICPC). foto edh / tomada de 2001.com.ve

MADRID. El diario español ABC publicó ayer un trabajo en el que señala que el caso Andorra y el lavado de dinero que salpica a funcionarios del oficialismo venezolano "se extiende".

Norman Danilo Puerta Valera, un excomisario venezolano, que había sido mano derecha del hermano de Hugo Chávez al frente del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (CICPC) que tenía cuenta en la Banca Privada d' Andorra (BPA) desde 2007, fue investigado, entre otros, por tener dinero lavado producto de mafias rusas.

Los fondos blanqueados procedían de su etapa en activo y se le vinculaba una imputación, donde más de un millón de euros, procedía presuntamente del narcotráfico.

Sin embargo, el caso fue escudriñado cuando en el año 2011 dos directivos de la BPA se reunieron en un hotel de Moscú con Victor Kanaikin, un exgeneral ruso, director general de la empresa Spetsneftegaz, dedicada a vigilar gaseoductos de la todopoderosa compañía Gazprom.

Kanaikin era jefe de un cliente llamado, Andrej Petrov, con el que los dos altos cargos de BPA mantenían trato privilegiado. Petrov, afincado en Lloret de Mar (Gerona), actuaba como hombre de confianza de Kanaikin y sus socios para sus inversiones en España.

Los ejecutivos que viajaron a Moscú eran Santiago Roselló, director financiero del banco andorrano, y Pablo Laplana, subdirector general del área internacional. Este último había sido detenido nueve meses antes por la Policía del Principado acusado de blanquear dinero de la droga.

Los millones de por medio, fueron investigados muy de cerca por la DEA por el presunto delito de narcotráfico. Laplana no entró en prisión, pero se le seguía la pista de un trato dudoso con inversores venezolanos entre los que extendió su influencia con miembros del crimen organizado ruso, de la mano de Roselló.

Como el trato con los rusos fue muy habitual, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco pidió a Andorra que interviniera su teléfono así como la de otro directivo, Francisco Campos.

Según la comisión rogatoria enviada, Roselló supervisaba "personalmente" las cuentas bancarias del grupo criminal y su relación con Petrov era "muy estrecha" debido a "la actividad bancaria generada por la organización en la BPA".

"Se ha convertido en asesor de la organización", señalaba la Guardia Civil, "cuya finalidad es blanquear los inmensos capitales procedentes en principio de Rusia a través de distintos paraísos fiscales de la forma más eficiente y discreta". El directivo conocía tanto la estructura jerarquizada del grupo criminal –viajó hasta cinco veces a Rusia, solo o con otros colegas del banco-, como la societaria y sus ilícitas actividades.

Lavado

En apenas un mes, tres entidades financieras internacionales (El Banco Peravia en República Dominicana, el HSBC de Suiza y la Banca Privada D'Andorra) han sido señaladas por lavado de dinero proveniente del crimen organizado y la corrupción; en todas, se detectó la existencia de fondos de funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, instituciones del Estado venezolano y empresarios relacionados con el "chavismo".

Luego de conocerse la intervención de la Banca Privada D'Andorra (BPA), el pasado 16 de marzo el diario español El Mundo informó que cuatro altos exfuncionarios del gobierno de Hugo Chávez y dos empresarios venezolanos están presuntamente implicados en un caso de lavado de dinero en España.

En el informe elaborado por la unidad antiblanqueo española (Sepblac) figuran al menos tres exviceministros venezolanos: el exviceministro de Energía, Nervis Gerardo Villalobos; el militar Alcides Rondón —quien ocupó puestos clave de seguridad con Chávez—; el exviceministro de Desarrollo, Javier Alvarado; el exjefe de los servicios de Inteligencia, Carlos Aguilera; y los empresarios Rafael Jiménez y Omar Farias.

La investigación precisa que al menos una parte de la cúpula del régimen bolivariano de Chávez aprovechaba su posición de poder para hacer negocios propios. Los implicados han podido manejar fondos en España procedentes de sobornos millonarios a cambio de adjudicaciones de contratos del régimen venezolano.

El informe emitido por el FinCen (Unidad Antiblanqueo de Estados Unidos) informa que la Banca Privada D'Andorra facilitó transferencias por valor de US$4.200 millones relacionadas con blanqueo de capital venezolano, con varios métodos para mover fondos, incluidos contratos falsos, préstamos caracterizados erróneamente, sobre y subfacturación y otros esquemas.

PDVSA en la mira

En el informe emitido por el departamento del Tesoro de Estados Unidos, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) -principal pilar económico del país suramericano-, está inmersa en actividades delictivas tras lavar cerca de $2,000 millones a través de Banca Privada D'Andorra (BPA).

La red de lavado de PDVSA operaba a través de empresas fantasmas con la colaboración de un alto ejecutivo de BPA, a quien se le pagaban "exorbitantes" comisiones para procesar las operaciones con dinero "derivado de la corrupción", dijo el FinCen. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación